FANDOM


Eraicon-OriginsEraicon-Realworld

The Hidden Ones también conocido como Los Ocultos o Los Escondidos es un paquete de expansión de contenido descargable para Assassin's Creed: Origins, lanzado el 23 de enero de 2018. Es el primero de dos paquetes de expansión para el juego, junto con The Curse of the Pharaohs.

Ambientado en el 38 a.e.c, después de los acontecimientos del juego principal, The Hidden Ones ve a Bayek viajar a la península del Sinaí, donde se verá envuelto en un conflicto entre las fuerzas romanas ocupantes y una facción rebelde. También continúa la historia de los Ocultos, explorando los eventos que ocurrieron después de la fundación formal de la Hermandad.

ResumenEditar

Bayek descubre un campamento romano al norte de Siwa de un romano llamado Otis. Mientras está allí, se entera de que un general romano planea sobornar a varios funcionarios griegos y egipcios para establecer una red de comunicación. Bayek detiene los sobornos, pero cuando va a buscar a Otis descubre que ha sido asesinado. Bayek encuentra una nota final de Otis, explicando que el plan fue coordinado por el general Rufio y que Otis estaba trabajando para Amunet.

Cuatro años después, Bayek recibe una carta de Tahira que dice que la región de Sinaí está en guerra con Roma, y ​​que dos miembros de los Ocultos han sido asesinados en una masacre. Viajando a la región, Bayek se encuentra con Tahira, quien le presenta a Gamilat, el líder de los rebeldes. Los tres planean sacar al General Rufio, el líder de los romanos en el área, matando a sus lugartenientes; Tácito, Ptahmose y Ampelius.

Mientras que los Ocultos tienen éxito al hacerlo, su escondite es descubierto por los romanos. Un ataque causa que Bayek, Tahira y Kashta sean capturados y Bayek sea crucificado. Antes de que pueda ser asesinado, sin embargo, Bayek es salvado por Amunet y los dos rescatan a Kashta y Tahira, aunque ella luego sucumbe a sus heridas. Amunet le dice a Bayek que la sucursal de Sinaí de los Ocultos ha sido demasiado ruidosa, hasta el punto que ella había oído hablar de ellos incluso en Roma, y ​​que puede haber un traidor entre ellos. Los dos descubren que los hombres de Rufio incendian un pueblo y los detienen antes de asesinar a Rufio.

Amunet luego informa a Bayek que Gamilat había estado provocando a los soldados romanos en el combate, luego escondía a sus rebeldes entre las aldeas para causar masacres. Esto creaba nuevos rebeldes, reforzando así el tamaño de su ejército. Horrorizado por esto, Bayek se enfrenta a Gamilat, que cree que tenía derecho a hacerlo. Bayek mata a Gamilat, quien lamenta sus acciones mientras muere. Después, Amunet y Bayek deciden formar un Credo con los otros Ocultos, para jurar que no se convertirán como Gamilat y explotarán a inocentes por su propia causa. Amunet decide regresar a Roma, mientras que Bayek permanece en Egipto.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.