FANDOM


Eraicon-BrotherhoodEraicon-Brotherhood book

ACB Temple of Pythagoras 1

Templo de Pitágoras

El Templo de Pitágoras era un antiguo templo construido por los pitagóricos, seguidores de Pitágoras. Se podía acceder a ella a través de una catacumba oculta debajo de Roma, el templo conducía a un templo construido por la Primera Civilización, la Bóveda de Pitágoras.

Los pitagóricos creían que las fuerzas de la naturaleza podían traducirse en números y que las matemáticas podían permitir al hombre aprovechar el poder de la naturaleza. Se decía que el templo contenía el Unificador pitagórico, el número perfecto que estaba acoplado a todo en la naturaleza y que podía abrir las mentes de los hombres.

HistoriaEditar

HermetismoEditar

Durante su estancia en la Villa Auditore, Leonardo da Vinci investigó sobre el Templo de Pitágoras, y descubrió que estaba dentro de una catacumba oculta. Dibujó un mapa a la entrada de la catacumba y usó tinta invisible para dibujar los fragmentos del mapa en sus cuadros en las paredes de la villa. Sin embargo, cuando la ciudad fue atacada, las pinturas cayeron en manos de la familia Borgia.

Mientras Leonardo continuaba su investigación en Roma, eventualmente entró en contacto con el Culto de de los Herméticos, una Orden secreta que había contado a Pitágoras entre sus filas. Leonardo visitó con frecuencia la biblioteca personal del líder del culto, Ercole Massimo, para adquirir aún más información sobre el templo.

TToP 5

Ezio y Leonardo dentro de la tercera cámara del templo

Después de años de explorar las catacumbas ocultas, Leonardo finalmente descubrió la entrada al templo mismo. Debido a esto, fue secuestrado por los herméticos en 1506, que deseaban la ubicación del templo y el Unificador pitagórico, con el fin de usarlo para "rehacer la humanidad". Los herméticos llevaron a Leonardo hacia las catacumbas e intentaron sacarle la información.

Un amigo de Leonardo, el asesino Ezio Auditore, logró reunir las pinturas de la villa y seguir el mapa a las catacumbas. Después de que Ezio rescató a Leonardo de los ocultistas, Leonardo insistió en que necesitaban entrar en el templo y destruir el número perfecto, de lo contrario se arriesgarían a que "otro loco lo descubriera".

Los dos se aventuraron más profundamente a explorar el Templo de Pitágoras, y pasaron por tres cámaras, cada una de ellas representaba un elemento; La luz, el viento y el fuego. Cada cámara requería una cantidad de habilidad de carrera libre para atravesarla y activar los mecanismos necesarios para abrir la puerta a la siguiente habitación.

Finalmente llegaron a la cámara final, una bóveda con un extraño pedestal en su centro. Cuando Ezio puso su mano sobre ella, su ADN comunicó con el pedestal, y reveló el supuesto número perfecto, las coordenadas 43 39 19N 75 27 42W.

Leonardo se sintió devastado al darse cuenta de que el número no tenía sentido, y Ezio le animó al dejar simplemente el templo, ya que el mensaje que tenía no era para ellos.

Giovanni BorgiaEditar

PL-Catacombs

Foto de las catacumbas que conducen al templo

En torno a la década de 1530, el asesino Giovanni Borgia descubrió un mapa del templo, y descubrió que un miembro de su Orden había visitado el templo años antes. Aunque sabía que Ezio no había encontrado nada, estaba convencido de que necesitaba viajar allí.

Giovanni y su esposa María Amiel viajaron así a Roma, y atravesaron las catacumbas. María señaló que era el "lugar más extraño que había visitado", y que ninguno había entrado probablemente en el templo en décadas.

Justo como Ezio había hecho, Giovanni fácilmente activó cada uno de los muchos mecanismos dentro del templo, así como el extraño pedestal dentro de su bóveda. La bóveda hizo que Giovanni cayera inconsciente, y parecía poseído por un ser de otro mundo que se llamaba "Consus".

William MilesEditar

Después de observar la visita de Ezio y Leonardo al templo a través de los recuerdos genéticos de Desmond Miles, William Miles y Harlan Cunningham descubrieron el verdadero significado del "número perfecto". Después de procesar las coordenadas, volaron a Turín, Nueva York y abrieron el Gran Templo.

CuriosidadesEditar

  • Conectando las coordenadas del gran templo con Roma, Nueva York al sur y Florencia, Nueva York al oeste, da lugar a un triángulo casi pitagórico perfecto.

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.