Eraicon-Assassins.png



Rodrigo de Mendoza fue un Asesino de la Hermandad española durante la Inquisición española.

Biografía[editar | editar código]

Nacido durante el Renacimiento, Rodrigo de Mendoza fue un capitán de alquiler hedonista que dijo e hizo lo que su corazón deseaba.

Su amor por la libertad transformó su negocio mercantil legítimo en una operación pirata clandestina. Robando de barcos extranjeros y descargando su carga bajo la apariencia de un buen negocio, Rodrigo y su tripulación se hicieron ricos y notorios.

Desafortunadamente, la decadencia y la riqueza de Rodrigo atrajeron la atención de la Inquisición, quien le exigió diezmos masivos. Al no querer compartir sus riquezas, Torquemada calificó a Rodrigo y a su equipo de herejes y cerró su operación.

Después de sacrificar toda su fortuna secreta como penitencia a la Inquisición para evitar una sentencia más severa, Rodrigo y su tripulación unieron fuerzas con la Hermandad, con la esperanza de vengarse.

Aparición[editar | editar código]

Galería[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.