Animuspedia
Advertisement
Eraicon-Altaïr's ChroniclesEraicon-Templars


Qasim era un Templario que sirvió durante la Tercera Cruzada.

Biografía[]

En 1190, fue parte durante un breve período de tiempo de una fuerza de los Templarios en una instalación de aguas residuales en Jerusalén. Los Cruzados habían estado buscando una reliquia mística conocida como el Cáliz. Después de descubrir que este objeto era de hecho una mujer llamada Adha, después de esto dos capitanes y un sargento llamado Sadad, fueron enviados para detenerla en el chalet de Don Carvaggio.

Mientras este grupo se apresuraba por llegar a las puertas de la ciudad, fueron perseguidos por Altaïr Ibn-La'Ahad, un Asesino entusiasta que tenía como objetivo rescatarla. Ellos corrieron hacia la instalación de aguas residuales para regudiarse, donde a Sadad le pidieron los capitanes quedarse en la puerta para custodiarla contra el Asesino. Esto resultó en vano ya que Altaïr escaló la pared e invadió en el lado opuesto del canal tan pronto como entraron. Mientras los capitanes, acompañados por Qasim que ya era un reemplazo para Sadad, miraron al otro lado del canal, los Templarios se dieron cuenta del intruso. Uno tras otro, Altaïr mataba a cada uno de ellos, saltando en el último con su Hoja oculta. Con esto, los dos capitanes ordenaron que Qasim guardara a Adha con su vida antes de acercarse al canal para cambiar insultos con el Asesino. En la respuesta, Altaïr enroscó una válvula en la pared del lado de la corriente. Esto dramáticamente aumentó la presión en la cámara subterránea gigantesca detrás de los capitanes; Los comandantes de Qasim fallecieron cuando fueron sumergidos por la explosión tóxica subsecuente.

Contemplando la carnicería, Qasim desafió sus últimas órdenes y huyó de la escena, gritando que el Asesino "¡no era un hombre, era el propio Diablo!"

Advertisement