FANDOM


Eraicon-Last Descendants

Essential Guide Owen

Owen

Owen Meyers (nacido en 2001) es un adolescente que intenta limpiar el nombre de su difunto padre, así como el descendiente de Alfonso del Castillo.

En 2016, Owen fue reclutado por Monroe, quien trató de reunir a un grupo de adolescentes que tenían antepasados Templarios o Asesinos, con el fin de encontrar el Tridente del Edén, un Fragmento del Edén. El grupo, que además de Sean Molloy estaba compuesto por Owen, Javier Mondragón, Natalya Aliyev y los hermanos Grace Collins y David Collins, aceptó después de que Monroe les contó sobre la Guerra Asesino-Templaria.

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

En algún momento durante la niñez de Owen, su padre fue arrestado acusado de intentar robar una sucursal de la Corporación Bancaria de Malta. Owen creyó en su padre manteniendo su inocencia, pero su padre, que tenía una juventud tumultuosa, fue condenado sin embargo y murió más adelante en la prisión.

Siguiendo la convicción de su padre, Owen y su madre fueron a vivir con sus abuelos maternos. Owen tuvo un momento difícil con su abuelo que estaba convencido de que Owen eventualmente seguiría el camino de su padre.

Encuentro con MonroeEditar

En 2016, a pesar de que eventualmente se separaron, Owen le pidió a su amigo Javier que le ayudara a demostrar la inocencia de su fallecido padre. Owen quería usar el Animus clandestino propiedad del misterioso Monroe para revivir los recuerdos del supuesto robo de banco de su padre. Sin embargo, cuando el dúo se reunió con Monroe, el hombre les dijo que no podía ayudarlos, ya que Owen sólo tenía acceso a los recuerdos de su padre antes de su propia concepción y no había tomado ninguna muestra de ADN de su padre después del robo.

A pesar de la desilusión de Owen y por curiosidad, decidieron utilizar el Animus y experimentar los recuerdos de dos de sus antepasados ​​que se conocieron durante la Conquista española del Imperio Azteca. El antepasado de Owen, Alfonso del Castillo, fue un conquistador que sin saberlo presenció a Hernán Cortés usando un Fragmento del Edén, que de hecho era una punta del Tridente del Edén, y Cortés la utilizo para lavar el cerebro al antepasado de Javier, un comandante tlaxcalteca llamado Chimalpopoca. Después de este descubrimiento y después de que Monroe desapareció sin dejar respuestas a sus preguntas, Owen y Javier sin saberlo se convirtieron en personas de interés tanto para los Asesinos como para los Templarios. De hecho, un agente templario intentó acercarse a él en la calle algunos días más adelante, pero un Asesino lo mató de un techo próximo que impulsó Owen a huir, escapando del Asesino con la ayuda de Monroe.

Después de que Monroe les contó acerca de la Guerra Asesino-Templaria y los convenció de que el mejor curso de acción era encontrar primero el artefacto y esconderlo de los beligerantes, Owen y su amigo Javier se unieron al equipo de adolescentes de Monroe. Reclutados por Monroe, todos compartieron su ADN, los recuerdos ancestrales del mismo acontecimiento: los disturbios de 1863 en la ciudad de Nueva York, durante los cuales una punta fue utilizada otra vez.

Eligiendo un bandoEditar

Bajo la dirección de Monroe y gracias a su Animus modificado que permitía a varios usuarios compartir su sesión, Owen revivió los recuerdos del Asesino Varius, mientras que los otros buscaron pistas en los recuerdos de sus propios antepasados. En 1863, Varius fue instruido para recuperar la punta oculta y entregarla al General Ulysses S. Grant, pero más tarde fue cazado por Cudgel Cormac, el antepasado de Javier. Sin embargo, el grupo finalmente descubrió que gracias al nuevo recluta de Varius y el antepasado de Grace, la talentosa Eliza, la punta logró llegar al General Grant quien lo mantuvo hasta su muerte.

Sin embargo, el uso del Animus no pasó desapercibido y un equipo de templarios capturó a los adolescentes con sólo Owen y Javier escapando gracias a las habilidades que aprendieron de sus antepasados, mientras que Monroe desapareció. Mientras estaban debatiendo sobre sus opciones, Owen conoció previamente al Asesino Griffin, quién los encontró gracias al dispositivo de rastreo en su moto robada de Abstergo.

Griffin convenció a Owen para confiar en él, y el adolescente a su vez convenció a su reacio amigo para que trabajara con los Asesinos, explicando que los Fragmentos del Edén siempre son usados para malos propósitos y que Monroe puede usarlos para malos propósitos. Los adolescentes revelaron al Asesino la ubicación de la punta, en la casa de Grant. Después de que Griffin les pidiera que usaran su Visión de águila para ver si era verdaderamente digno de confianza y después se comprometió a asegurar la ayuda de la Hermandad para demostrar que el padre de Owen era inocente del crimen por el que fue arrestado, después los llevó a su casa segura. Al notar la decepción de los chicos en su entorno destartalado, Griffin explicó acerca de la Gran Purga que casi llevó a los Asesinos al borde de la extinción y lo despiadados que eran verdaderamente los Templarios.

Después de equiparse a sí mismos y recibir una llamada de Gavin Banks, quien reveló que la punta era de hecho un pedazo del Tridente del Edén, tomaron un avión privado a Nueva York y de allí condujeron a la casa de Grant. Sin embargo, alguien llegó allí primero y se fue con el artefacto, el lugar estaba vacío. Antes de que se fueran, tres helicópteros llenos de agentes templarios llegaron a la casa y después de que Owen destruyera dos de ellos con una granada EMP, escaparon.

Una vez que llegaron a la casa segura, Griffin regañó a Owen por desobedecer su orden de no contratar a los templarios, y amenazó con renegar en su promesa si sucedía de nuevo. Luego recordó que Abstergo no descansaría hasta que se encuentren con todas las otras Piezas del Tridente y que Owen y los otros adolescentes serían la clave para encontrarlas. Ofreció una opción para continuar, Javier consideró abandonar, pero Owen, decidido a encontrar la verdad, aceptó ayudar a los Asesinos.

Buscando la segunda puntaEditar

Owen y Javier pasaron las siguientes semanas siendo entrenados en combate básico y Parkour por Griffin, antes de ser forzados a usarlos cuando el informante Asesino, Rothenburg, advirtió a Gavin Banks que los templarios los habían encontrado. Después de evadir a los templarios tomando una serie de taxis, llegaron a su nuevo refugio, donde Rebecca Crane había creado un Animus para Owen, informándole que su antepasado chino, Zhang Zhi, podría conducirlos a la segunda punta.

Mientras que en el Animus, Owen observó comparaciones entre él y Zhi. En última instancia, los recuerdos de Zhi eran un callejón sin salida, ya que fue lisiada después de asesinar a Mongke Khan. Después de salir del Animus, se enteró de que Javier había entrado en un almacén de la policía y había robado el archivo de su padre. Mirando la evidencia, Owen encontró una muestra de escupitajos que contenían el ADN de su padre después del robo. Sin embargo, Griffin dijo que primero necesitaba decodificar y cargar los recuerdos de su padre a la Nube de Abstergo y usar Helix. Sin embargo, Owen se llenó de esperanza de que finalmente podría probar la inocencia de su padre y la de su familia, al mundo y a sí mismo.

Infiltrándose El AerieEditar

Con el ADN de Owen convertido en un callejón sin salida, el único recurso de Griffin era extraer a sus amigos del Aerie. Owen y Javier insistieron en ir con él, razonando que sus amigos no pueden confiar en el Asesino. El argumento de Javier sobre la incertidumbre de Griffin de tener éxito por su cuenta le ganó.

Mientras se infiltraban en El Aerie, Owen y Javier se separan de Griffin cuando se disparó una alarma. Los dos adolescentes lograron entrar amenazando a una templaria llamada Cole con una granada de dolor antes de sedarla. Cuando llegaron al garaje, encontraron a los Templarios disparando contra David, Natalya y Monroe. Presas de un tiroteo, Owen decidió quedarse para permitir que los demás escaparan. Posteriormente, un Templario llamado Isaías apareció y, creyendo que Owen era un Asesino, reveló que él estaba siendo engañado y que él era superado en número. Monroe, que se había quedado atrás, se entregó e instó a Owen a hacer lo mismo.

Invitado en El AerieEditar

Owen fue llevado a la oficina de Isaías, donde Grace y Sean fueron llevados con él. Isaías trató de convencerlo de que estaba en el lado equivocado, alegando que los Asesinos acusaron a su padre por el robo que lo envió a la cárcel. Owen se negó a creerle y mostró la muestra de escupitajos que tenía en el pantalón, exigiendo acceso a Helix para verificar sus acusaciones, y se le prometió un día para decodificar el ADN de su padre.

A la mañana siguiente, Owen discutió con Sean sobre qué lado del conflicto estaba en la derecha. Inmediatamente después, Owen accedió a los recuerdos de su padre, que parecían confirmar las acusaciones de Isaías. Después de salir de Helix, Owen hizo la promesa a Isaías de hablar con Monroe.

Owen más tarde aprendió en una reunión de grupo con la Dra. Victoria Bibeau que Isaiah le mintió, debido a que Bibeau no afirmó ningún conocimiento de tal acuerdo. Después de que le dijeron que Isaiah estaba preocupado, Owen y Grace deducen que él se dirigía a Mongolia para encontrar la segunda punta, después de lo cual admitió que había visto la punta, que obtuvo el interés de los templarios, antes de decirle que su ADN no ayudaría a encontrarlo.

Después de que Bibeau dejo la habitación, Owen conspiró con Grace para liberar a Monroe y se dirigió a Mongolia, con Sean prometiendo no rastrearlos. Después de crear una granada de dolor falsa, fueron capturados por Cole, quién los llevo directamente con Monroe, revelando que Cole los estaba ayudando a escapar del El Aerie. Owen le preguntó si ella era Rothenburg, el informante de los Asesinos dentro de Abstergo, a lo que ella negó.

Después de que Cole selló el trío de la salida, Owen se volvió contra Monroe para confirmar su sospecha, a la que el ex-templario declaró que Cole le ayudó a infiltrarse en El Aerie para su propio intento de rescate independiente a lo que Monroe aconsejó no hacer preguntas que pusieran en peligro a Cole.

Durante el viaje, Owen alcanzó a Monroe en lo que había estado sucediendo con ellos, durante el cual él aprendió que Monroe no tenía la primera punta, él entonces preguntó si Isaiah mencionó el acontecimiento del Ascendance y, a petición de Owen, explicó lo qué él sabía de El Ascendance Event y el sub-DNA, revelando que los seis adolescentes formaban la totalidad del sub-ADN.

MongoliaEditar

Al llegar a Mongolia, pronto son descubiertos por Isaías y capturados. Posteriormente, los templarios descubrieron a sobrevivientes de un accidente que sufrieron los Asesinos y los Templarios estaban listos para capturarlos y sacarlos cuando Grace, temiendo que su hermano estuviera allí, le dijo a Isaías que pusiera en marcha una serie de luces para atraer a David para que le diera a Isaías la ubicación de la tumba. Una vez que David fue capturado e interrogado por Isaías, afirmó que la tumba de Mongke Khan estaba al sur del campamento templario. Después de que Isaiah se hubiera marchado, Monroe le preguntó a David por qué los traiciono diciendo la ubicación de la tumba, a la que Owen replicó que era mejor que los Asesinos poniendo sus manos sobre ella. Owen le contó entonces cómo había accedido a los recuerdos de su padre, pero Monroe afirmó que Isaías falsificó la memoria para mostrarle a Owen lo que él quería que Owen viera, pero Owen obstinadamente se negó a creerlo.

Después de que David consiguió que un guardia le permitiera usar un tocador portátil, Owen y Grace sintieron un Fuerte Efecto sangrado entre ellos, permitiéndoles usar las habilidades de sus antepasados ​​para incapacitar a varios Templarios. Cuando llegaron con David, él los condujo al verdadero emplazamiento de la tumba, donde encontraron a Javier y Natalya, esta última sedando a Griffin y Yanmei. Mientras excavan la tumba del Khan, Owen le dijo a todo el mundo lo que Monroe le dijo, a lo que Javier estuvo de acuerdo con el ex Templario de que Isaías lo engañó. Una vez que terminaron la excavación, apareció Isaías, diciendo que actuó como sí lo hubieran engañado pero que en realidad era una trampa para seguirlos. A medida que los Asesinos se recuperaban y atacaban, Owen y Javier lo persiguen dentro de la tumba, pero no pudieron detenerlo de poner sus manos en la segunda punta, haciéndolos indefensos ante sus poderes. Después de que Isaías hirió a Yanmei, declaró su deserción de la Orden Templaria y se llevó a todos los Templarios reunidos, dejando a Owen y a sus amigos solos.

Con Griffin llevando el cuerpo de Yanmei, el grupo regresó al campamento Templario. Posteriormente, Victoria llegó al campamento, debido a que se acababa de enterar de la traición de Isaías e informa a todos que él también había adquirido la primera punta. Cuando los guardaespaldas de Victoria levantaron sus armas con alarma al escuchar que los Asesinos estaban presentes, los adolescentes razonaron que Isaías era la amenaza más grande. Así, que Victoria y Griffin acordaron un alto al fuego hasta que encontraran la tercera punta y detuvieran a Isaías.

Personalidad y rasgosEditar

Desde la infancia, el enfoque singular de Owen era la inocencia de su padre, lo que facilito su exploración con el primer agente templario que encontró, Isaías.

Equipo y habilidadesEditar

Gracias al Efecto sangrado, Owen había adquirido las habilidades de su antepasado Varius. También había aprendido combate básico y el Parkour de Griffin. Además, cada vez que está en presencia de Grace, sienten un fuerte efecto sangrado entre sí que les permite trabajar juntos para derrotar a los enemigos.

Al unirse a los Asesinos, Owen hizo uso de cuchillos y una variedad de granadas. Más tarde, después de sincronizar con su antepasado Zhang Zhi, él agregó una arsenal del laser y una pistola de ballesta a su arsenal.

Apariciones Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.