Eraicon-Altaïr's Chronicles.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's CreedEraicon-Bloodlines.pngEraicon-AC2.pngEraicon-Discovery.pngEraicon-Project Legacy.pngEraicon-Brotherhood.pngEraicon-Revelations.pngEraicon-AC3.pngEraicon-AC4.pngEraicon-Unity.pngEraicon-Syndicate.pngEraicon-Origins.pngEraicon-Odyssey.pngEraicon-Valhalla.png


Logo Wikipedia.png

Ezio se sumerge en el agua

La natación es el movimiento y el desplazamiento a través del agua mediante el uso de las extremidades corporales y por lo general sin utilizar ningún instrumento o apoyo para avanzar. A lo largo de la historia, tanto los Asesinos como los Templarios han usado el agua como medios para acceder a lugares ocultos o para pasar desapercibidos bajo la superficie.

Historia

En la antigüedad, individuos como la misthios espartana Kassandra o el fundador de los Ocultos, Bayek de Siwa, eran grandes nadadores, capaces de aguantar la respiración durante varios minutos. Esto les brindó la capacidad de poder explorar naufragios y templos subacuáticos y encontrar tesoros en ellos.[1][2] Un caso especial es el de Kassandra que en sus viajes encontró el tridente de Poseidón, lo que le permitía respirar bajo el agua.[2]

Los ancestros de Desmond Miles, principalmente Ezio Auditore da Firenze, Edward y Haytham Kenway y Ratonhnhaké:ton eran nadadores muy hábiles, capaz de lanzarse desde grandes alturas y aguantar la respiración durante mucho tiempo.[3][4][5] Además, los aprendices de Ezio debían aprender a nadar, ya que parte de su iniciación consistía en realizar un salto de fe en el río Tíber. Sin embargo, nadar no era el método favorito de los Asesinos para moverse, ya que la carrera libre era mucho más rápida.[6]

Por su parte, Altaïr Ibn-La'Ahad también era capaz de nadar, pero un fallo en el Animus 1.28 provocaba que se ahogara al entrar en contacto con el agua, algo que fue arreglado en futuras versiones.[3] Desmond también era capaz de nadar y solía bañarse en un arroyo cercano tras terminar los ejercicios matutinos en La Granja.[7]

Con el fin de investigar hundimientos o cavernas acuáticas, tanto Edward Kenway como su segundo al mando Adéwalé usaron lo que se conoce como una campana de buceo, que era capaz de mantener oxígeno en su interior debajo del agua, lo que les permitía permanecer más tiempo buceando y explorando las profundidades. Sin embargo, este nuevo tipo de exploración no venía sin sus peligros, en este caso en forma de corrientes subacuáticas y de peligrosos animales contra los que tenían que luchar desarmados como tiburones.[5][8]

El Templario Shay Cormac también era un gran nadador, pero veía su capacidad limitada en el Atlántico Norte debido a la extremadamente baja temperatura del agua, que provocaba congelación.[9] Otra gran nadadora fue Aveline de Grandpré, una Asesina de Nueva Orleans. Un ejemplo de su capacidad fue cuando se sumergió bajo las cavernas de Chichen Itza para encontrar rastros de un Disco de la Profecía.[10]

Curiosidades

  • Antes de Origins los civiles y otros NPCs se ahogaban nada más tocar el agua, mientras que los aprendices de Asesino desaparecían pero no morían. La única excepción a esta regla es Black Flag, donde si podían tocar el agua pero se acababan ahogando si permanecían mucho tiempo en ella.
  • Aveline, Arno Dorian y los hermanos Jacob e Evie Frye son los únicos personajes que nadan a estilo crol, mientras que todos los demás lo hacen a braza.

Galería

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.