FANDOM


Eraicon-AC1Eraicon-AC2Eraicon-Secret CrusadeEraicon-French ComicEraicon-Assassins

«Somos uno. Igual que compartimos la gloria del éxito, debemos compartir el dolor de la derrota. Así estamos unidos. Y somos más fuertes.»
―Malik perdonando a Altaïr por el evento en el Templo de Salomón.[fte]

Malik Al-Sayf (1165-1228) fue miembro de la Hermandad levantina de Asesinos, el jefe de la casa de Asesinos en Jerusalén en 1191, y más tarde la mano derecha del Mentor Altaïr Ibn-La'Ahad.

Criado como un Asesino, Malik aprendió las artes de lucha que infundieron miedo en los corazones de sus enemigos. Fue un excelente espadachín y un acólito dedicado a el Credo, así como una influencia solidaria y madura para su hermano, Kadar.

Malik alimentó sus celos hacia Altaïr en su juventud, debido al talento excepcional de Altaïr y el favor de Al Mualim hacia él. Esta envidia se enfureció cuando Altaïr ignoró los principios del Credo durante su misión a la cámara de Jerusalén debajo de los restos del Templo de Salomón, una acción que finalmente condujo a la muerte de Kadar y la pérdida del brazo izquierdo de Malik. A pesar de sus heridas, Malik recuperó el tesoro templario que Altaïr no había podido encontrar y se lo entregó a Al Mualim, acusando brutalmente a Altaïr todo el tiempo.

La relación de Malik y Altaïr mejoró enormemente durante la búsqueda de Altaïr de los nueve templarios influyentes para restaurar su rango de Maestro Asesino, ya que Malik sintió que maduró mucho y merecía el perdón. Posteriormente, Malik acudió en ayuda de Altaïr contra las fuerzas de lavado de cerebro de Al Mualim, y se convirtió en su segundo al mando después de su ascenso a Mentor de los Asesinos levantinos. Como tal, Malik finalmente fue considerado un líder temporal en el caso de la ausencia de Altaïr.

Muchos años después, Altaïr viajó a Mongolia con su esposa e hijo para asesinar a Gengis Kan, dejando a Malik a cargo de la Orden. Durante su ausencia de diez años, Abbas Sofian derrocó y encarceló a Malik en las mazmorras de Masyaf por cerca de dos años, con la falsa acusación de asesinar al segundo hijo de Altaïr, Sef. Cuando Altaïr regresó a Masyaf en 1228 y rescató a su amigo, Abbas ordenó la ejecución de Malik y entregó su cabeza cortada a Altaïr.

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

Malik Al-Sayf nació en 1165,[3] más tarde, nació su hermano Kadar Al-Sayf, al que no quería meter en los asuntos de la Orden debido a su baja experiencia; aproximadamente en el 1191, tenía un alto rango en la hermandad.[3][4]

El hermano de Malik, Kadar, también nació en la Orden, pero poseía un rango inferior. Protector de su joven hermano, Malik siempre fue cauteloso para no involucrar a Kadar demasiado en las misiones, y lo entrenó en el comportamiento adecuado de un Asesino.[4]

Búsqueda del FrutoEditar

Malik: «Aprenderás a despreciar todo lo que el Maestro nos ha enseñado.»
Altaïr: «¿Y cómo lo habrías hecho tú?»
Malik: «Habría procurado no llamar la atención. No le habría quitado la vida a un inocente. Habría actuado siguiendo el credo.»
— Malik criticando a Altaïr.[fte.]

En 1191, a Malik, Kadar y Altaïr se les encomendó una misión que Al Mualim consideraba más importante que cualquiera de las anteriores: recuperar un tesoro invaluable del Templo de Salomón en Jerusalén. Los tres se infiltraron sigilosamente en las minas hasta que se encontraron con un anciano, a quien Altaïr asesinó con su hoja oculta.[4]

Solomondiscussion

Malik, Kadar y Altaïr en los túneles debajo del templo.

Malik lo regañó por el asesinato innecesario, citando el primer principio del Credo, que decía que un Asesino nunca debe dañar a un inocente. Altaïr alegó que su propia forma de cumplir la misión era mejor. Frustrado tanto por la indiferencia de Altaïr como por la admiración de Kadar por el hombre, Malik se adelantó a sus hermanos para explorar el área.[4]

Los tres finalmente se encontraron en una alcoba con vista a una sección del Templo de Salomón, y quedaron asombrados al ver el "Arca de la Alianza". Altaïr lo descartó como "solo una leyenda", pero fueron interrumpidos por la llegada de Roberto de Sable y cuatro de sus caballeros.[4]

Malik le aconsejó a Altaïr que mantuviera la distancia, pero el hombre lo ignoró y se enfrentó a De Sable directamente. De Sablé fácilmente venció a Altaïr y lo arrojó de la habitación, destruyendo la salida y atrapando a Malik y Kadar dentro. Los templarios luego se abalanzaron sobre los dos, matando a Kadar e hiriendo gravemente a Malik.[4]

Malik2

Malik agarrando su brazo herido.

Durante la pelea, Malik logró recuperar el tesoro templario y escapar con el ejército de Sable en su búsqueda. Regresó a Masyaf e inmediatamente informó a Al Mualim a pesar de sus obvias heridas. Encontró a Altaïr ya en audiencia con el Mentor y lo amonestó furiosamente, culpando a Altaïr por la muerte de su hermano y diciendo que casi les costó la victoria.[4]

Malik luego le presentó a Al Mualim el tesoro que "su favorito" no había podido recuperar. Sin embargo, lamentó que el Fragmento del Edén no fuera lo único con lo que había regresado, y reveló que los Templarios lo habían seguido hasta la fortaleza. Debajo, la fuerza enemiga desató un ataque en la aldea de Masyaf.[2]

Sirviendo como jefe localEditar

Altaïr: «La paz sea contigo, Malik.»
Malik: «Tu presencia me acaba de privar de ella.»
— Malik y Altaïr en Jerusalén.[fte.]

Incapaz de actuar en el campo por más tiempo debido a la pérdida de su brazo, Malik fue asignado para servir como el líder de la casa de Asesinos en Jerusalén. Cuando la misión de Altaïr lo trajo a la ciudad, Malik miró al hombre con desdén y no hizo ningún esfuerzo por ocultar su odio. Señaló fallas en la técnica y actitud de Altaïr mientras discutían el asesinato de Talal, y aunque la misión fue un éxito, Malik criticó fuertemente a Altaïr por activar la alarma de la ciudad y alertar a los ciudadanos de Jerusalén sobre sus actividades.[4]

Malik Bureau 1

Malik recordándole a Altaïr sus acciones.

Malik se encontró con Altaïr nuevamente cuando este último recibió la tarea de asesinar a Majd Addin. Aunque Malik todavía no había perdonado a Altaïr por sus errores, expresó un pequeño nivel de satisfacción cuando Altaïr le pidió su consejo en lugar de exigirlo. Una vez que Majd Addin había sido asesinado, Malik comentó que Altaïr había actuado como debería hacerlo un Asesino.[4]

Cuando Altaïr llegó a la ocasa de Jerusalén por tercera vez, Malik respondió a su presencia de manera bastante positiva, tratando a Altaïr con respeto. Antes de su partida, Altaïr se disculpó por su fracaso en el Templo de Salomón. Malik se negó a aceptar, pero aclaró que esto se debía a que sentía que Altaïr ya no era el hombre que había sido cuando visitaban el Templo de Salomón, por lo que no debía sentir culpa. Malik afirmó que eran hermanos bajo el Credo, y como tal, eran uno.[4]

Después de la escaramuza en el funeral de Majd Addin, Altaïr regresó a la casa, informando a Malik sobre el engaño de Sable y la información obtenida de su doble. Malik instó a Altaïr a regresar a Masyaf y consultar con Al Mualim, pero Altaïr se negó, argumentando que Malik usó el Credo como escudo y no vio toda la verdad. Conmocionado e indeciso, Malik no estaba seguro de cómo responder, y Altaïr lo instó a aprender más sobre el tesoro templario del pueblo de Jerusalén mientras él mismo perseguía a Sable.[4]

Mientras Altaïr viajaba a Arsuf, Malik regresó al Templo de Salomón y descubrió el diario de Roberto. Registraba el hallazgo del Fragmento del Edén por diez templarios, incluido Al Mualim. Finalmente convencido de la traición de su Maestro, Malik viajó a Masyaf para ayudar a Altaïr en retomar la fortaleza, trayendo a varios Asesinos bajo su mando.[4]

Reconquista de MasyafEditar

Altaïr: «La paz sea contigo, amigo mio.»
Malik: «Has sido tú quien nos la ha devuelto.»
— Altaïr y Malik separándose durante la invasión de Masyaf.[fte.]
AC-Masyaf-AltaïrMalik

Malik reuniéndose con Altaïr en Masyaf.

Malik llegó a Masyaf a tiempo para rescatar a Altaïr, que estaba siendo atacado por un pequeño ejército de asesinos hipnotizados. Los leales asesinos arrojaron cuchillos arrojadizos a los atacantes, obligándolos a huir y dándole a Altaïr la oportunidad de conversar con Malik. Se saludaron calurosamente, alegando que la presencia del otro traía paz al campo de batalla.[4]

Después del duelo entre Altaïr y Al Mualim, Malik llegó a tiempo para presenciar cómo el Fruto mostraba un mapa holográfico del mundo que marcaba la ubicación de otros Fragmentos del Edén. Permaneció sin palabras, al principio corriendo al lado de su amigo, pero disminuyendo la velocidad hasta detenerse mientras miraba el mapa.[4] Justo después, Altaïr envió a Malik a Jerusalén para traer noticias de la muerte de Al Mualim a los Asesinos estacionados allí.[5]

Convirtiéndose en la mano derecha de AltaïrEditar

«También he trabajado con Malik para describir nuevos métodos de asesinato: desde lo alto, desde cornisas y desde escondrijos. Son movimientos básicos, pero imprescindibles.»
―Códice de Altaïr, página 13.[fte]

Después de la derrota de Al Mualim y la ascensión de Altaïr a Mentor, Malik se convirtió en el colega cercano y mano derecha de Altaïr. Juntos, los dos trabajaron para diseñar nuevas técnicas de asesinato, que Altaïr registró en su diario personal.[6]

Altaïr también comenzó a profundizar en los secretos del Fruto del Edén, estudiándolo durante días a la vez. Tanto Malik como la esposa de Altaïr, Maria Thorpe, estaban incómodos con el efecto del Fruto en Altaïr, ya que lo distrajo de la comida y el descanso. Insistieron en que Altaïr lo guardase, pero su consejo fue finalmente ignorado.[6]

Liderando la OrdenEditar

«Debería haber anticipado los planes de Abbas. Durante años después de su partida, trabajó para socavarme. No tenía idea de que había logrado comandar tal apoyo.»
―Malik hablando sobre las acciones de Abbas a Altaïr.[fte]

En 1217, Altaïr, Maria y su hijo Darim se fueron a Mongolia para hacer frente a la creciente amenaza de Gengis Kan, y Malik quedó bajo el control temporal de la Orden. El segundo hijo de Altaïr y María, Sef, también se quedó para cuidar a sus hijos pequeños y trabajó con Malik para gobernar la Orden.[2]

En 1225, Abbas Sofian, otro Asesino de alto rango, organizó un golpe de estado en el que mató a Sef y colocó el arma homicida en la cama de Malik. Además, uno de los espías de Abbas afirmó haber escuchado a Malik y Sef discutiendo sobre quién retendría el control de la Orden al regreso de Altaïr. Malik fue culpado por el asesinato de Sef y encarcelado en las mazmorras debajo de Masyaf.[2]

MuerteEditar

«No le habría pasado a un líder más fuerte.»
―Assassin's Creed: La Cruzada Secreta

Cuando Altaïr y su familia regresaron en 1228, Abbas intentó engañarlos para que creyeran que Malik había asesinado a Sef. Altaïr, angustiado por la muerte de su hijo, estaba casi convencido de la traición de Malik. María, sin embargo, amonestó a Altaïr por creer en Abbas más que en Malik, lo que lo llevó a reconsiderar. Luego se infiltró en la prisión de Masyaf, encontrando a Malik en condiciones extremadamente pobres, y lo llevó a sus habitaciones.[2]

Mientras María atendía a Malik, él reveló cómo Abbas había trabajado para socavarlo durante muchos años y finalmente lo acusó del asesinato de Sef. Lamentó que no había sido un mejor líder, y que esto no le habría pasado a Altaïr.[2]

ACIMalikHead

Cabeza decapitada de Malik.

Después de esperar a que Malik se durmiera, Altaïr y Maria se fueron a hablar con Abbas. En su ausencia, el espía de Abbas, Swami mató y decapitó a Malik, luego entregó la cabeza cortada a Abbas en un saco de arpillera. Abbas se lo presentó a Altaïr y María cuando lo confrontaron, buscando acusarlos por traición.[2]

LegadoEditar

Muchos años después, a su regreso del exilio, Altaïr notó que un joven Asesino lo seguía por toda la aldea de Masyaf. El niño se reveló como el hijo de Malik, Tazim Al-Sayf, lo que hizo llorar a Altaïr. Juró lealtad a Altaïr y deseaba ayudarlo a reclamar la Orden y vengar la muerte de su padre. Junto con otros Asesinos aún leales a Altaïr, lideraron un levantamiento contra Abbas, recuperando el control de la Orden una vez más.[2]

Personalidad y característicasEditar

«No puedes saber nada, solo sospechar. Debes presuponer que te equivocas, o que has pasado algo por alto.»
―Malik a Altaïr, antes del asesinato de Majd Addin.[fte]
MalikAssassin

Malik con su túnica de Asesino.

Malik era un hombre duro pero sabio que basaba su vida y su trabajo completamente en el Credo de los Asesinos y sus principios. Se adhirió y protegió esas leyes, creyendo que la justicia que su Maestro reclamaba era el fundamento de todas las cosas. Esta devoción y fe inquebrantables lo cegaron parcialmente a la traición de su mentor; solo cuando Altaïr lo desafió a pensar por sí mismo, y no usar el Credo como una excusa para la ignorancia, comenzó a reconsiderar su postura y buscar la verdad.[4]

Malik encontró pruebas de la traición de Al Mualim registrada en un diario dejado dentro del Templo de Salomón: los detalles escritos "le rompieron el corazón", pero llevaron a Malik a rebelarse y ponerse del lado de Altaïr, actuando como un apoyo fundamental.[4]

A pesar de su comportamiento a veces desdeñoso y sarcástico, Malik era profundamente leal a quienes le importaban, siempre buscando proteger a su hermano menor y apoyar a sus amigos. Esta lealtad se infundió más tarde en su hijo, quien se unió a la causa de Altaïr en la memoria de su padre.

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • En árabe, "Malik" significa "rey" o "dueño", mientras que "Al-sayf" significa "la espada" o "el verano". En conjunto, "Malik Al-Sayf" significa "Rey/Dueño de la Espada/Verano".
  • El nombre de Malik en los créditos del juego de Assassin's Creed está escrito como "A-Sayf", como se pronuncia.
  • Malik es el único Asesino visto con un atuendo casi idéntico al de Altaïr en Assassin's Creed. Mientras usa este atuendo, también está equipado con una hoja oculta, aunque su dedo anular aún está intacto. Se desconoce el motivo del atuendo, pero presumiblemente corresponde al rango de Malik. El dedo anular se debe a un descuido en el que el único Asesino sin este en el juego es Altaïr.
  • Se desconoce cómo Malik entraba o salia de la casa de Asesinos después de la pérdida de su brazo izquierdo.
  • Es posible arrojar a Malik del acantilado justo antes de que él y sus hombres pasen corriendo hacia Altaïr antes de la pelea contra Al Mualim. Hacer esto no tiene ningún efecto en el juego, y todavía reaparece durante los créditos para mirar el Fruto del Edén.
  • En Assassin's Creed: Memories, Malik se muestra como el líder de la casa de Acre en lugar de Jerusalén como se ve en los recuerdos del Capitán Teutónico y Sibrand.
  • En La Cruzada Secreta, Malik se describe como que tenía barba cuando Altaïr lo liberó de las mazmorras momentos antes de su muerte. Sin embargo, en el arte de Initiates de la cabeza decapitada de Malik, no tiene barba.
  • En La Cruzada Secreta, Swami muestra la cabeza de Malik en un saco de arpillera a Altaïr. Por qué esto nunca sucede en Assassin's Creed: Revelations es desconocido.

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. Assassin's Creed official game guide
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 Assassin's Creed: La Cruzada Secreta
  3. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada ACE
  4. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada AC
  5. Assassin's Creed: Revelations
  6. 6,0 6,1 Assassin's Creed II

Plantilla:ACFC

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+