FANDOM



Madrid es la capital de España oficializada en 1561 siendo rey de España Felipe II, hijo de Carlos I de España y V de la dinastía Ausburgo en Alemania. Está situada en el centro de la Península Ibérica, al sur de la Sierra de Guadarrama, a orillas del río Manzanares. Actualmente cuenta con una población de 3.233.527 habitantes (INE 2012) lo que la convierte en la ciudad más grande y poblada del país y de la Península Ibérica, así como la tercera da Unión Europea. Su área metropolitana, de 6.043.031 habitantes, es la tercera área urbana más poblada de la Unión Europea, por detrás de Londres y Berlín.

Historia de la CiudadEditar

Época musulmana Editar

La primera noticia histórica de lo que hoy es la ciudad de Madrid data de la época del Emirato omeya de al-Ándalus, concretamente de finales del siglo IX, cuando el emir cordobés Muhammad I (852-886) levanta una fortaleza en un promontorio junto al río Manzanares, en el lugar donde se alzan hoy la catedral de la Almudena y el Palacio Real. La función de esta fortaleza será la vigilancia de los pasos de la sierra de Guadarrama para proteger Toledo, la antigua capital visigoda en manos musulmanas. También la de Ribat, es decir, punto de reunión e inicio de las campañas contra los reinos cristianos del norte. Por ejemplo, en el año 977, Almanzor comienza su campaña en Madrid. Cuando el califato de Córdoba se desintegra, Madrid pasa a formar parte del reino taifa de Toledo.

En los alrededores de esta fortificación, se fue creando un pequeño enclave conocido con el nombre de Mayrit (para los cristianos Magerit), cuyo significado era "tierra rica en agua", el cual fue objeto de varios ataques de los reyes cristianos durante la Reconquista, por ejemplo, Ramiro II de León la intenta ocupar en 932.

Al rendirse Toledo a Alfonso VI "El Bravo" de León y Castilla entre 1083 y 1085, la ciudad pasa a manos cristianas sin lucha, como otras varias poblaciones del reino castellano.

Época ModernaEditar

En el siglo XVI, Ezio Auditore da Firenze envió desde Constantinopla Asesinos a esta localidad con objeto de detener un complot y una caza de brujas contra los Asesinos encabezada por el Cardenal Cisneros, un líder de los Templarios Españoles. Tomó casi dos meses desbaratar esta conspiración y que Cisneros confesase su crímen ante el Rey Felipe II. Fue también por ese tiempo cuando se convirtió en la capital de España poniendo fin a la capitalidad itinerante de la misma (que duraba desde la caída de Toledo en manos de los árabes del Norte de África en el año 711).

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.