FANDOM


Eraicon-SyndicateEraicon-Assassins


Lydia Frye (1893 - ¿?) fue una miembro de la Hermandad británica de Asesinos, esposa de Sam Crowder y la nieta de Jacob Frye.

Durante la Primera Guerra Mundial, Lydia operó en Londres para protegerla de los bombarderos alemanes y de la maquinaria de los Templarios. Quien a petición de Winston Churchill le ordeno eliminar a un grupo de espías alemanes liderados por un Sabio.

BiografíaEditar

Vida TempranaEditar

Lydia nació en una gran conformidad, a temprana edad se rehusó a unirse a la Orden de los Asesinos ya que prefería concentrarse en sus estudios. Pero al darse cuenta de la influencia templaria en el mundo y de que muchos familiares y amigos habían muerto en el conflicto de Asesinos y Templarios decidió unirse a la Orden al igual que su familia.

Los padres de Lydia estaban siempre ausentes debido a sus misiones en el extranjero. Eso acerco a Lydia a su abuelo Jacob Frye y a su tía abuela Evie Frye para ser entrenada, de ellos aprendió a analizar situaciones y planificar y de vez en cuando a improvisar cuando las cosas salían mal.

En algún punto de su entrenamiento Lydia se enamoró de su compañero Asesino Sam Crowder quienes se casaron poco después del estallido de la Primera Guerra Mundial. Como muchos Asesinos, Sam se enlistó al Ejército Británico para irse al frente dejando a Lydia sola en defensa de Londres de los Templarios.

En búsqueda de los espíasEditar

En 1916 Lydia entró en contacto con Winston Churchill quien le ordenó infiltrarse y eliminar una serie de maquinas que usaban los espías alemanes liderados por un Sabio. Después de sus servicios, Churchill le prometió a Lydia la emancipación femenina una vez entrará al gobierno después de la guerra.

Personalidad y CaracterísticasEditar

Lydia usa la misma Hoja oculta que usaban sus abuelos hace casi cincuenta años ademas de poseer las mismas habilidades de Jacob y Evie. También Lydia tenía la Vista de águila.

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.