FANDOM


Eraicon-Altaïr's ChroniclesEraicon-AC1Eraicon-RevelationsEraicon-MemoriesEraicon-Secret Crusade

Logo Wikipedia

Jerusalén es una ciudad ubicada en las colinas de las montañas de Judea, entre el Mar Mediterráneo y el Mar Muerto.

HistoriaEditar

AntigüedadEditar

La ciudad fue fundada en algún momento del siglo 19 a.C. Después de ser conquistada varias veces, finalmente fue poseída por el Rey David. El sucesor de David, Salomón, construyó un templo que custodiaba el Arca de la Alianza.

Alta Edad MediaEditar

A principios del siglo XII, el templario Bernard de Clairvaux envió a nueve hombres de confianza a encontrar el Templo de Salomón debajo de Jerusalén. Cuando estos hombres regresaron nueve años después, reinventó la Orden en una organización de caballeros. Esta organización se conoció como los caballeros templarios, lo que permitió que los templarios se hicieran públicos por primera vez desde la fundación de su Orden.[1]

Jerusalén fue la ciudad más grande en Tierra Santa durante el siglo XII y albergó exquisitas mezquitas y catedrales, lo que denota el contraste de las culturas presentes. La ciudad estaba bajo el control de Sultan Salah Al'din y su ejército sarraceno durante la Tercera Cruzada, mientras que los cruzados bajo el rey Ricardo I estaban compitiendo para tomar el control de la ciudad santa.[2]

En el momento de la Tercera Cruzada, la ciudad albergaba secretamente a los templarios y Asesinos. En 1191, un grupo de templarios encabezados por su Gran Maestro Roberto de Sable y un equipo de Asesinos compuesto por Altaïr Ibn-La'Ahad y los hermanos Malik y Kadar Al-Sayf se infiltraron en el Templo de Salomón en Jerusalén, para obtener un "Fruto del Edén", un artefacto que estaba escondido muy adentro del templo y encima del Arca de la Alianza.[2]

Cuando ambas facciones se reunieron, se produjo un conflicto que llevó a la muerte de Kadar y la severa herida del brazo de Malik, aunque Malik pudo llevar el Fruto del Edén a la sede de los Asesinos Levantinos en Masyaf.[2]

Durante el resto del año, para redimir su fracaso debido a su arrogancia y desprecio por el credo de los Asesinos, Altaïr asesinó a varios templarios clandestinos que trabajaban dentro de Jerusalén. Lo hizo con la ayuda de Malik Al-Sayf, que se había convertido en Rafiq de la casa de Asesinos de la ciudad.[2]

Entre estos templarios estaba Talal, un traficante de esclavos, y Majd Addin, el regente de Jerusalén en ausencia de Saladin. En última instancia, Altaïr también intentó quitarle la vida a Roberto de Sable durante el funeral de Majd Addin; sin embargo, fracasó debido a que Roberto tomó precauciones y disfrazó a su compañera templaria Maria Thorpe como él mismo para actuar como un señuelo.[2]

Cuando Altaïr, que en 1257 se había convertido en el Mentor de los Asesinos Levantinos, dispersó la Orden de Asesinos de Masyaf,[3] cambiaron su presencia principal en el Levante a Jerusalén, trabajando en secreto.[4]

RenacimientoEditar

Para cuando el Renacimiento comenzó a extenderse por toda Europa, los Mamelucos gobernaron Jerusalén. A diferencia de los sarracenos, los mamelucos se opusieron directamente a los Asesinos e intentaron borrar su presencia dentro de la ciudad.[4]

En 1511, los mamelucos arrestaron al Asesino líder Mujir para intimidarlos, pero su intento fracasó cuando fue rescatado por un grupo de Asesinos Otomanos enviado desde Constantinopla por Ezio Auditore da Firenze, Mentor de los Asesinos Italianos. Con la ayuda de los Asesinos Otomanos, Jerusalén finalmente quedó bajo un fuerte control de Asesinos y floreció debido a esto.[4]

Tiempos modernosEditar

En 2012, parte de la ciudad funcionó como un lugar de entrenamiento simulado para la segunda etapa del Programa de Entrenamiento Animi, incluido dentro de una actualización del sistema.[2]

La simulación mostraba la Cúpula de la Roca y su área circundante, que, aparte del edificio ocasional, consistía en gran parte de tiendas de campaña y puestos de mercado que vendían diversos bienes y productos. Arcos decorativos eran una vista común.[2]

Jerusalén, como la mayoría de los lugares simulados en la primera y segunda etapa, tenía dos variaciones estéticas. Como tal, podría ser utilizado durante el día o al atardecer.[2]

BarriosEditar

Barrio pobreEditar

El barrio pobre de Jerusalén era el más pequeño de la ciudad, con una gran cantidad de callejones y edificios bajos. Los guardias estaban bastante dispersos en el área, mientras que el tráfico que se movía por las calles era relativamente claro.[2]

Las características principales del barrio incluían una mezquita, una iglesia más al sur y una sinagoga. Estos eran todos los lugares que generalmente estaban llenos de actividad y proporcionaban una buena fuente de información, lo cual era valioso para Altaïr durante sus tareas de asesinato.[2]

Fue en este distrito donde Altaïr rastreó a su objetivo, Majd Addin, a una ejecución que estaba realizando en su lado este. Esta sección contenía una plataforma que estaba colocada contra el afloramiento rocoso y las paredes de la Cúpula de la Roca, junto con varios edificios altos que dominaban el área.[2]

Barrio medioEditar

El barrio medio era un barrio de tamaño mediano que estaba bastante espaciado con guardias y civiles. Los puntos de referencia más importantes en el distrito incluían el hospital y la torre de vigilancia, situados cerca del borde del barrio, y la Iglesia del Santo Sepulcro, ubicada en la mitad inferior del barrio.[2]

Fundada alrededor del año 326 a.C. por la reina Elena, la iglesia fue destruida y reconstruida varias veces durante la ocupación de los cruzados en Jerusalén en el siglo XII. Este distrito también fue donde se celebró el funeral de Majd Addin, en un área justo detrás de la Iglesia del Santo Sepulcro. Aquí, Altaïr intentó eliminar al Gran Maestro de la Orden de los Templarios, RobertO de Sable, pero en cambio descubrió que había sido reemplazado por María Thorpe como señuelo.[2]

Barrio ricoEditar

El barrio rico era fácilmente el más grande de los barrios, dominando la ciudad. Dado su tamaño, guardias y civiles poblaron gran parte del área. Los edificios eran relativamente altos, con una serie de miradores escalables.

Varios puntos de referencia notables incluyeron la mezquita del barrio, los mercados que bordeaban la frontera entre los barrios judíos y musulmanes del barrio, y la Iglesia de Santa Ana. Sin embargo, el hito más destacado en el barrio, y probablemente toda la ciudad, fue la Cúpula de la Roca.

Terminada en el 691, la Cúpula de la Roca estaba situada en la cima del Monte del Templo, y fue uno de los sitios más sagrados en la fe islámica. Debajo del Monte del Templo estaba el antiguo templo del rey Salomón, donde se encontraba el Arca de la Alianza, junto con el Fruto del Edén recuperado por Altaïr y los hermanos Malik y Kadar Al-Sayf.[2]

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.