Eraicon-Memorias.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's Creed


Interrogatorio fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

Descripción

Altaïr fue a la ubicación provista en la carta que había tomado del tejedor de cestas Masyaf, donde encontró Masun, predicando a los aldeanos.

Altaïr se dirigió a la ubicación especificada en la carta. Allí, encontró a Masun predicando a la multitud desde el escenario.

  • Masun: ¡Veo cómo me miráis! ¡Y he oído lo que decís de mí! ¡Traidor! ¡No soy un traidor! ¡Es Al Mualim quien nos ha entregado! ¡Ya lo veréis! ¡Pronto vuestros ojos se abrirán a la verdad! ¡Estamos en el umbral que separa a este mundo de un mundo nuevo! ¡Un lugar mejor, donde todos seremos iguales! ¡Pero gente como Al Mualim, quiere ver destruido este sueño! ¡El ataque de hoy ha sido el primero, habrá más hasta que os arrepintáis! Renunciad a vuestros pecados. ¡Sublevaos contra ese loco de Masyaf! ¡Denunciad sus mentiras!

Masun luego se fue, y Altaïr lo siguió, antes de derrotar al traidor.

  • Masun: ¡Basta! ¡Me rindo, me rindo!
  • Altaïr: Habla, rápido. No me interesan tus juegos. ¿Por qué nos has traicionado? ¿Para quién trabajas
  • Masun: Servimos a los templarios. Únete a ellos. Su causa es justa.
  • Altaïr: ¿Servís?
  • Masun: Jamal. Él me reveló sus planes. Y me pidió que abriera la puerta.
  • Altaïr: Nos traicionaste. A nosotros, tus hermanos que te protegemos del peligro.
  • Masun: He hecho lo que creía justo. Si piensas matarme por ello, hazlo. No temo a la muerte.
  • Altaïr: Tu suerte no está en mis manos. Será Al Mualim quien te juzgue.

Resultado

Altaïr encontró a Masun y supo de su lealtad y la de Jamal con los templarios. Después de esto, Altaïr llevó a Masun ante Al Mualim para que pudiera abogar por su vida.

Galería

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.