Animuspedia
Animuspedia
Eraicon-Memorias.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's Creed


Hurto II fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

Descripción

Altaïr se encontró con uno de los caballeros teutónicos discutiendo con un marinero, quien se negó a entregar su nave al mando de Sibrand. Mencionaron una carta detallando los términos del intercambio. Altaïr decidió robar el documento.

Altaïr se acercó a los dos hombres y escuchó su conversación.

  • Marinero: ¡Dile que he dicho que no! ¡No quiero soldados metiendo las narices en mis asuntos!
  • Guardia: Escuchadme, señor--
  • Marinero: ¡No, escúchame tú a mí! Esto es propiedad mía, no suya! ¡Me da igual si el propio Cristo le ha puesto al mando!
  • Guardia: No es una petición. ¡Es una orden!
  • Marinero: Ja ja ja ja, tiene gracia. Ese hombre no sabe ni dónde tiene la mano derecha. Ha convertido los muelles en una ruina, no dejaré que haga lo mismo aquí.
  • Guardia: ¡Pero leed la carta! Veréis que las condiciones son generosas.
  • Marinero: Me estoy hartando de esto. Tomaré en consideración su oferta, pero dudo que cambie de opinión. ¡Ahora venga, fuera de aquí!

Altaïr luego siguió al marinero y le robó la carta.

Carta

Ocupante del muelle norte:

Sirva este texto como última advertencia.

Bajo la autoridad del mismísimo Rey, los caballeros teutones se hacen cargo del puerto de Acre y las zonas circundantes... ¡DE TODAS LAS ZONAS CIRCUNDANTES! Habéis renunciado a abandonar la zona norte de los muelles y habéis negado el acceso a mis hombres una y otra vez. Esta desobediencia no puede ser tolerada.

Ahora, aceptad este pago que se os ofrece como compensación, y marchaos, o por la autoridad que me confiere la Corte Real, os despojaré de vuestra propiedad y os acusaré de conspiración contra Su Majestad, un cargo que bien sabéis se paga con la muerte.

¡Quedáis advertido!

Resultado

Altaïr adquirió una carta que le informaba que Sibrand no tenía guardias estacionados en los muelles del norte.

Galería

Referencias