FANDOM


Eraicon-AC1Eraicon-Templars

Logo Wikipedia
«Ya veremos cuán dulces son los frutos de vuestros desvelos. Vosotros no liberáis las ciudades, más bien las condenáis. Al final, la culpa será solo vuestra. Vosotros, que habláis de buenas intenciones.»
―Guillermo de Montferrat en sus momentos finales, 1191.[fte]

Guglielmo V Aleramici, Marchese del Monferrato (1136 – 1191), a menudo anglicado como William de Montferrat, e hispanisado como Guillermo de Montferrat era el 7mo Marqués de Montferrato, un cruzado en el ejército del rey Ricardo I de Inglaterra, y un miembro de los Templarios Levantinos.

Tras la conquista de Acre, Montferrat se convirtió en el regente de la ciudad, y como resultado del plan de Al Mualim para liberar al Reino del conflicto, se convirtió en el quinto objetivo del Asesino levantino Altaïr Ibn-La'Ahad.

BiografíaEditar

Regente de AcreEditar

«Acre pertenece a sus ciudadanos.»
―Guillermo de Montferrat[fte]

En algún momento de su vida, Guillermo se alió con la orden de los templarios y se involucró en el plan de Roberto de Sable para usurpar el control de Tierra Santa, tanto de los cristianos en guerra como de los sarracenos. Con este fin, Guillermo se involucró en el plan de Roberto para obtener el legendario Fruto del Edén.[2]

A raíz de la caída de Acre, Guillermo fue nombrado regente de la ciudad por el rey Ricardo Corazón de León. Aunque esto fue aparentemente una muestra de confianza por parte de Ricardo, el Rafiq Asesino Jabal dedujo que en realidad era una manera de mantener a Guillermo como rehén para disuadir cualquier acto de rebelión de su hijo Conrado. Dado que Conrado compitió por el reinado de Jerusalén contra Guido de Lusignan, un vasallo de Ricardo, Ricardo tenía mucha enemistad por él. Contrariamente a la creencia popular, el propio Guillermo tenía poco respeto por su hijo, pero su relación con el rey estaba manchada de desconfianza mutua. Se convirtió en un hábito de frecuente de Guillermo desahogarse con sus soldados después de ser reprendido por el rey.[2]

El 20 de agosto de 1191, creyendo que esto infundiría temor a los sarracenos, Guillermo autorizó la ejecución de 3.000 prisioneros sarracenos a quienes el rey Ricardo había planeado intercambiar por cristianos igualmente capturados por Salah Al'din. Sin embargo, por este hecho, Guillermo fue denunciado públicamente por el rey de Inglaterra, quien predijo acertadamente que fortalecería la resolución del enemigo.[2][3]

Sin embargo, su pertenencia al plan de Roberto se hizo conocido por los Asesinos de Masyaf - enemigos jurados de los caballeros templarios - y por eso fue elegido para ser eliminado. Por orden de Al Mualim, Altaïr Ibn-La'Ahad llegó a Acre para comenzar su investigación sobre la vida de Guillermo, y pronto descubrió que Guillermo estaba reteniendo alimentos y dinero de los ciudadanos. Junto a esto, el Asesino se enteró de la creciente división entre Ricardo I y su regente.

Después de reunir suficiente información, Altaïr se dirigió al frente de la ciudadela del rey, donde fue testigo de los argumentos de Ricardo y Guillermo sobre las ejecuciones de los sarracenos. Durante esta conversación, Guillermo se quejó de que el rey lo había juzgado demasiado rápido y de que no confiaba lo suficiente en él. Indignado, el rey Ricardo respondió que había dejado a Guillermo como regente de Acre, un honor que no debería haberse subestimado. Con esto, Guillermo criticó que el rey había perdido su punto de vista por completo, pero Ricardo terminó abruptamente su pelea, encontrando que era una pérdida de tiempo ante una guerra.

Enojado por la vergüenza de ser reprendido públicamente, Guillermo regresó a la ciudadela, donde se enfureció con sus hombres como de costumbre. En un rincón de la fortaleza, Guillermo comenzó a reprender a sus soldados, acusándolos de negligencia en sus deberes y con la intención de motivarlos hacia una mayor disciplina y diligencia. Ordenó que a partir de ese día, su entrenamiento se duplicaría en intensidad, incluso a costa del descanso y la nutrición. Para hacer cumplir su punto de vista, sacó a dos hombres que habían sido negligentes con sus deberes mientras patrullaban, luego se les cortaron las gargantas para servir de ejemplo al resto.[2]

MuerteEditar

«Lo he hecho pensando en prepararlos para el nuevo mundo
―Palabras finales de Guillermo.[fte]
William Assassination 5

Altaïr assassinating William

Altaïr, que había seguido a Guillermo a la fortaleza, eliminó silenciosa y hábilmente a los arqueros alrededor del perímetro de las fortificaciones. Cuando Guillermo concluyó su última conferencia, sus fuerzas se fueron y comenzó a revisar sus papeles. Fue durante este tiempo que Altaïr saltó y asesinó a Guillermo con su hoja oculta.[2][4]

Mientras Guillermo yacía herido de muerte, Altaïr comentó que sabía que Guillermo había planeado asesinar al rey Ricardo para darle la ciudad a su hijo Conrado, una afirmación que Guillermo negó cáusticamente. Para gran sorpresa del Asesino, Guillermo respondió que sentía que Acre no pertenecía a Ricardo ni a su hijo, sino a su gente. Afirmó que solo había respetado la orden y que no había estado robando recursos a los ciudadanos, sino que simplemente los estaba almacenando para distribuirlos de manera eficiente en tiempos difíciles. Aun así, Altaïr insistió en que los actos de Guillermo no eran más que crueles, a lo que Guillermo utilizó sus últimas palabras para acusar a su asesino de condenar a las ciudades a la adversidad en lugar de salvarlos. Antes de que Altaïr pudiera seguir discutiendo, Guillermo murió y el Asesino escapó de la fortaleza.[2]

Personalidad y característicasEditar

Aunque no era un hombre gigantesco, Guillermo de Montferrat, sin embargo, tenía la creencia de que podría hacer las cosas bien, y pasó incontables horas entrenando y reprendiendo a sus hombres, para prepararlos para la "guerra venidera". Por extraño que parezca, pocos de sus soldados se unieron a la marcha del rey Ricardo a las llanuras de Arsuf, lo que llevó a la gente a preguntarse sobre qué "guerra" habló.

Como un estricto maestro de tareas y disciplinario,[3] William exigió constantemente la perfección de sus hombres, y se apresuró a señalar las fallas y se mostró reacio a alabar. Fue visto a menudo gritando, y rara vez parecía feliz. Más tarde, cuando dos de sus soldados fueron capturados prostituyendo y bebiendo mientras estaban de servicio, los mató como ejemplo para el resto de sus hombres.[4]

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • La elección de Guillermo como objetivo de Altaïr se inspiró en el hecho de que, históricamente, su hijo Conrado, rey de Jerusalén, fue asesinado por los Asesinos en Acre en 1192. En realidad, Guillermo era un hombre mayor durante los eventos de la Tercera Cruzada y se llamaba Guillermo el Viejo para distinguirse de su otro hijo, Guillermo Espadalarga.
    • El productor de Assassin's Creed, Jade Raymond, reveló que originalmente habían planeado tener a Conrado de Montferrat en el juego. Su investigación indicó que no fue asesinado en 1191, pero Guillermo, el padre de Conrado, estaba ubicado en Acre en el mismo período. Para mantener la precisión histórica del proyecto, Guillermo fue insertado en el juego en su lugar.
  • Durante la discusión entre Ricardo y Guillermo, el rey culpa a Guillermo por la ejecución de los prisioneros sarracenos, refiriéndose al evento conocido como Masacre en Ayyadieh. Sin embargo, irónicamente, históricamente fue Ricardo quien ordenó el acto.
  • La aparición de Guillermo evocada por Al Mualim durante la pelea de Al Mualim con Altaïr a veces grita a sus hombres que deben atraer a Altaïr a los arqueros cercanos.
  • Se puede producir un fallo en Assassin's Creed si Guillermo persigue a Altaïr hasta las paredes superiores de la ciudadela. Desde allí, sería posible escalar sobre las almenas y empujarlo hacia el mar. Un mensaje anunciaría entonces el fracaso de la misión, ya que el objetivo había "escapado".
  • En la versión móvil de Assassin's Creed, Guillermo es el segundo objetivo de Altaïr. A diferencia de la versión de consola, él es asesinado por aire por Altaïr mientras monta a caballo junto a su lanceros, y el Asesino luego procede a secuestrar a su caballo al galope para escapar.

AparicionesEditar

ReferenciasEditar