FANDOM



Plantilla:Update

ACII-GlyphMain 2-1

Ezio y el glifo de trebol.

Los glifos fueron puntos de entrada de datos dispersos alrededor de la representación virtual de la Italia renacentista renderizados por el Animus.

Desmond Miles pudo localizar varios de ellos mientras revivía los recuerdos de su antepasado, Ezio Auditore da Firenze. Cada glifo reveló detalles históricos sobre el conflicto entre Asesinos y templarios, la humanidad, y los Fragmentos del Edén.

OrígenesEditar

AC2 Eagle Vision Glyph

Ezio acttivando uno de los glifos.

Los glifos fueron creados por Clay Kaczmarek, el antecesor de Desmond en el Proyecto Animus. Clay había descubierto "La verdad" durante las prolongadas sesiones de Animus, pero no pudo compartir esta información durante su cautiverio. En su lugar, hackeó el Animus y escondió un archivo de video en una serie de fragmentos de datos cifrados, en forma de glifos en ciertas estructuras.[1]

En un esfuerzo por informar al siguiente sujeto del Animus sobre el hackeo, Clay dejó una serie de imágenes crípticas dibujadas en su propia sangre esparcidas por el Laboratorio del Proyecto Animus, como una pista para buscar dichos símbolos en los entornos renderizados por el Animus.[1]

Laboratorio de AbstergoEditar

Abs Room

Mensajes de Clay en la pared del dormitorio.

Antes de colocar a Desmond Miles en el Animus, Abstergo había limpiado la sangre de los mensajes Clay .[2]

Estos mensajes eran imposibles de ver a simple vista. Sin embargo, a través del Efecto sangrado, Desmond finalmente adquirió la habilidad de la vista de águila, lo que le permitió percibir la escritura de la sangre de Clay. Aunque pudo verlo, Desmond no pudo comprender su significado en el momento de su cautiverio.[3]

En el Animus 2.0Editar

Durante el escape de las instalaciones de Abstergo, Lucy Stillman tomó el núcleo de memoria de Animus, sin saber que contenía los datos que Clay manipuló. Cuando el núcleo se transfirió al Animus 2.0, los datos de Glifo se transfirieron junto con él.[1]

AC2 Rebecca Hideout 1

Rebecca sosteniendo el núcleo de memoria con los datos de los glifos.

Mientras revivían los recuerdos de Ezio Auditore da Firenze, Desmond y sus compañeros Asesinos descubrieron la existencia de los glifos y adivinaron cómo aparecieron en el Animus 2.0, concluyendo que los datos fueron manipulados por Clay y llegaron con el núcleo de memoria de Abstergo.[1]

Desmond encontró numerosos símbolos dispersos en varios puntos de referencia, que contenían los fragmentos de archivos cifrados. Sin embargo, Clay colocó un resguardo de los archivos, ya que cada glifo tenía que ser escaneado con la vista de águila para acceder a él, y los archivos solo eran compatibles con el propio Animus.[1]

Desmond resolvió los rompecabezas contenidos dentro de cada glifo, permitiéndole acceder a un breve clip del video de La Verdad. Una vez que se resolvieron todos los glifos, estos cortos clips se combinaron para formar una secuencia completa de una de las sesiones clasificadas de Clay en Abstergo, que representan a Adán y Eva corriendo a través del Edén con un Fruto del Edén.[1]

Los rompecabezas revelaron algunas de las actividades de los Asesinos y templarios y los casos en que Fragmentos del Edén habían surgido a lo largo de la historia humana.[1]

RomaEditar

Ezio Cluster Entrance

Ezio ubicando una grieta.

Cuando Shaun Hastings analizó los resultados de los acertijos de los glifos, descubrió que los rompecabezas también contenían coordenadas para ciertas ubicaciones adicionales dentro del Animus. Esto llevó a Desmond a una serie de rompecabezas de clústeres, accesibles a través de Grietas en la programación en la ciudad de Roma.[4]

Estas grietas también se salvaguardaron, ya que no aparecían físicamente en los hitos en absoluto, a menos que se vieran con la vista de águila. Otra diferencia notable fue que Ezio tuvo que ingresar físicamente en una grieta, en lugar de simplemente escanearla.[4]

Después de resolver los diez rompecabezas de grietas, apareció un mensaje de video "El milagro está en la ejecución", aunque los Asesinos pensaron que no era un video, sino un archivo encriptado. Rebecca logró hacerlo accesible a Desmond. El archivo contenía un curso similar al Programa de entrenamiento virtual del Animus. Al final, a Desmond se le presentó una imagen digital de Clay Kaczmarek, que le habló sobre Eva, el Sol, el Edén y La oscuridad, antes de desaparecer.[4]

Ubicación de los glifosEditar

Cada glifo estaba ubicado en un punto de referencia histórico dentro del Animus. Después de acercarse a un hito con un Glifo en él, la entrada en la base de datos del lugar se marcó con un icono en forma de ojo.

La proximidad a un glifo también se notó por un efecto de sonido brillante, idéntico al que se escuchó cerca de plumas y cofres del tesoro, así como Fragmentos de descifrado en El Archivo Perdido.


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.