FANDOM


«Si la Manzana cae en manos de los Templarios, destruirán todo lo que se les oponga.»
―Benedicto advirtiendo sobre el Fruto del Edén, 1492.
Eraicon-ACmovieEraicon-TWCB

El Fruto de Aguilar, llamado también Manzana del Edén, es un Fragmento del Edén, un artefacto creado por los Isu con el fin de controlar a los humanos.

Protegido por la hermandad española durante la Inquisición, a finales de 2016 fue recogido por los templarios, encabezados por Alan Rikkin, con la finalidad de suprimir la tendencia de los seres humanos a ser violentos así como de eliminar de manera definitiva a los Asesinos[1].

Portadores a lo largo de la historia Editar

Historia Editar

Era Isu / Prehistoria Editar

Creado en algún momento de la Era Isu, el Fruto del Edén era usado principalmente para mantener a los humanos, esclavos de la Primera Civilización, bajo control. Sin embargo, luego de la Catástrofe de Toba los precursores resultaron inmensamente mermados en cantidad y poco a poco su especie fue desapareciendo, y con ello los Fragmentos del Edén quedaron abandonados alrededor del mundo.

Siglo XV Editar

El sultán Editar

De algún modo el artefacto llegó a manos del sultán Muhammad XII de Granada, aliado de la Hermandad de los Asesinos. Sin embargo en 1491, con la Guerra de Granada por terminar, había perdido todo poder y declarado vencedores a Fernando II e Isabel I en el Tratado de Granada. Dos meses se le dio para cumplir con la rendición total[2].

Iniciación de Aguilar

Aguilar de Nerja jurando proteger "la Manzana" durante su iniciación.

A pesar de ello, la Orden de los Templarios seguía maquinando pues sabía lo que Muhammad ocultaba. Sin el apoyo de los Reyes Católicos, el Maestro Tomás de Torquemada decidió atacar dónde más le dolería: liderados por Ojeda, un grupo de soldados atacó una villa en Andalucía, donde el príncipe Ahmed -hijo del sultán- estaba escondido[1].

Llegando justo cuando el niño era llevado en un carruaje, los Asesinos aparecieron liderados por su mentor Benedicto. Mientras los demás luchaban contra los hombres de Ojeda, Aguilar y Maria fueron tras el príncipe.

Aguilar saltando al carruaje

Los Asesinos intentando rescatar al príncipe.

Luego de una frenética persecución, Ahmed fue rescatado de una muerte segura en un acantilado. Pero de poco sirvió pues todos los encapuchados fueron tomados prisioneros y llevados a la hoguera[1].

El inquisidor Editar

El 2 de enero de 1492, el plazo para entregar Granada había vencido. Rodeado por los templarios, Muhammad no tuvo más remedio que entregar el Fruto a cambio de su hijo.

Reunidos en el Patio de los Leones de la Alhambra, De Torquemada y el sultán se dirigieron al escondite. Maria y Aguilar, únicos sobrevivientes de la ejecución pública, observaban desde arriba. Finalmente, tras cruzar unos pasillos llegaron. Una pared que ocultaba un interruptor en el cual se hallaba un cofre[1].

Muhammad entrega el Fruto

Resignado, el sultán lo llevó hasta el templario. Cumpliendo su palabra, el inquisidor entregó al niño.

De Torquemada y el Fruto
Maravillado por lo que tenía delante de sus ojos, abrió el cofre y expuso el Fruto a la luz del sol. "Aquí yace la semilla de la desobediencia del primer hombre, de su libre voluntad... Gracias a esta Manzana del Edén el mundo conocido será guiado hacia una nueva era, una de paz, en la cual todos los pueblos de la humanidad en guerra se inclinarán en perfecta obediencia hacia nuestra regla templaria", pronunció con emoción. Ojeda y sus hombres se arrodillaron con respeto, pero las bombas de humo los tomaron por sorpresa[1].

Bloqueando la puerta para evitar la llegada de refuerzos, el dúo eliminó con facilidad a los soldados dejando a Ojeda y De Toquemada solos. Tomándolo por detrás, Aguilar amenazó al inquisidor y quitó el Fruto de su mano. Al mismo tiempo Ojeda redujo a Maria y puso un cuchillo en su cuello. Frente a frente, ambos esperaban el movimiento del otro. El templario quería el artefacto de vuelta, y a su jefe con vida.

El Asesino Editar

Haciendo honor al credo, la Asesina hizo una seña a Aguilar y se clavó el arma. Antes de poder reaccionar, Ojeda vio al encapuchado lanzarse contra él. Un enfrentamiento parejo tuvo lugar, uno a uno, hoja oculta contra espada. Mientras tanto De Torquemada huía.
Aguilar rodeado
Viendo la muerte de cerca, Aguilar consiguió acabar con su rival. Alzándose victorioso se encontró con Muhammad, que pidió perdón por traicionar a la hermandad.
Aguilar escapa

Y entonces vio al inquisidor general y fue tras él pero este abrió la puerta dejando entrar a sus hombres. Rápidamente, el Asesino bajó a los túneles de la ciudadela y llegó hasta una puerta trasera pero estaba rodeado. Armados con lanzas, escudos y ballestas, los hombres de De Torquemada le cortaban el paso. Todo parecía perdido, pero no era así. Había una salida. Entonces, y para frustración de sus enemigos, Aguilar saltó del puente y se perdió entre las aguas del río[1].

El explorador. Un nuevo mundo Editar

ACMovie Columbus Apple

"Siguiendo la luz del sol dejaré atrás este viejo mundo".

Cádiz, Palos de la Frontera. En el camarote de un navío Aguilar y Cristóbal Colón, aliado de la hermandad, conversaban. Consciente de que el artefacto no estaría seguro en España, decidió dárselo al explorador. Colón, pronunciando una frase que pasaría a la historia -"Siguiendo la luz del sol dejaré atrás este viejo mundo"-, juró llevarse el secreto a la tumba.

Y así fue. Colón murió en 1506 y sus restos serían trasladados a la catedral de Sevilla en 1899[1].

Siglo XX Editar

En 1986, los templarios habían rastreado el linaje de los protectores del Fruto hallando uno solo, el de Aguilar de Nerja. Su descendiente, Mary Lynch, vivía con su esposo e hijo en Baja California, México. Dispuesto a terminar la misión de Tomás de Torquemada, Alan Rikkin dirigió una redada a la casa de los Lynch.

Callum encontrando a su madre muerta

Con el tiempo en contra y acorralados, los esposos tomaron una decisión. Joseph juró proteger el credo y armado con su hoja oculta mató a su mujer. El pequeño Callum correría la misma suerte para evitar que mediante el Animus el Fruto fuera encontrado[1].

Callum Lynch huyendo

Pedaleando en su bicicleta el niño llegó a su hogar. La escena que encontró marcaría su vida por siempre: su madre sangrando del cuello y al lado su padre con una capucha puesta. "Tu sangre no te pertenece, Cal", le dijo y entonces varios autos llegaron.

Incapaz de matar a su hijo, Joseph le ordenó huir. Y eso hizo Callum durante toda su vida: huir[1].

Siglo XXI Editar

Callum Lynch Editar

Después de la muerte Editar
ACMovie Lynch execution

Ejecución de Callum Lynch.

El 21 de octubre de 2016, Callum Lynch fue ejecutado por inyección letal como castigo por el asesinato de un proxeneta. Era el día de su cumpleaños y no podría celebrarlo de otra manera. Antes de cerrar los ojos producto de la inyección, vio a una mujer observando a lo lejos.

Cuando despertó, no estaba en Texas. Confundido en un inicio, Callum descubrió que había sido elegido por la Fundación Abstergo para encontrar la cura de la violencia. Mediante las memorias de su ancestro Aguilar les conduciría al Fruto del Edén y se ganaría una nueva vida[1].

Los últimos guardianes del Fruto Editar

Sin nada que perder, Callum fue indagando en la vida del Asesino pero cada sesión afectaba más su cordura. Pero el efecto sangrado era el menor de sus problemas. Otros sujetos de pruebas, relacionados a la hermandad como él, le advertían que si los templarios se hacían con el Fruto todo estaría perdido. Paralelamente Alan Rikkin, ahora director ejecutivo de Industrias Abstergo, presionaba a su hija para encontrar el artefacto cuanto antes.

Nathan advierte a Cal

"Tú los guiarás hasta el Fruto".

Como la sincronización exigía la voluntad del sujeto de pruebas, Rikkin decidió "motivar" a Cal revelándole que su padre estaba prisionero en el mismo lugar. Furioso al descubrir que su madre murió por el susodicho credo, Callum decidió volver al Animus y terminar de una por todas.

Sophia Rikkin observando el artefacto

Sophia observando el Fruto en manos de Colón.

Finalmente el proyecto de Sophia logró su fin. Alcanzando una sincronización perfecta, Callum dañó el brazo mecánico de la máquina y se vio rodeado por sus ancestros en una especie de iniciación. Esa fue la señal que esperaban los demás internos, que iniciaron un motín masivo mientras los Rikkin abandonaban el lugar rumbo a Sevilla[1].

Alan Rikkin Editar

Misión cumplida Editar
El Fruto de Aguilar en 2016

Mientras los guardias del centro de rehabilitación perdían el control de la situación, Alan Rikkin llegó hasta la catedral de Sevilla y mediante sus influencias consiguió el Fruto. Unos cardenales se lo entregaron en un cofre. El tiempo había dañado su cubierta dejando el núcleo parcialmente descubierto[1].

De lejos, Sophia observaba cómo su padre tomaba el crédito de la investigación que tanto le había costado.

El último discurso Editar

El 14 de diciembre de 2016, Rikkin organizó una reunión en el Gran Salón Templario de Londres. Finalmente la orden celebraría el fin del libre albedrío y con ello el de los Asesinos.

Sophia, decepcionada porque su proyecto había sido manipulado en contra de la humanidad, decidió alejarse y encontró a un encapuchado Callum, que ahora adoptaba su linaje sin temor. Consciente de lo que estaba haciendo allí guardó silencio y le dejó continuar su camino.

Rikkin mostrando el Fruto

El Consejo de Ancianos aplaudía la escena: Alan Rikkin tenía en sus manos el Fruto del Edén y se desplazaba mostrando su resplandor. De pronto, Lynch apareció por detrás y de un solo movimiento le cortó la garganta. Las luces se apagaron y el pánico se esparció en cuestión de segundos[1].

La manzana de Rikkin

Cuando se encendieron, los Asesinos habían desaparecido. El cadáver de Rikkin yacía en el suelo, y en su mano yacía una manzana. Callum había saldado cuentas con él.

Ante Ellen Kaye, Sophia juró recuperar el artefacto y encargarse personalmente del Asesino. Mientras tanto, lejos de allí, Callum, Moussa y Lin huían llevándose el Fruto[1].

Curiosidades Editar

  • El cofre usado por Muhammad XII para el Fruto lleva el símbolo de la Orden de los Asesinos. Ello puede sugerir que el artefacto estuvo antes en poder de la hermandad o que incluso le fue concedido por esta para sellar su alianza años atrás.
  • El Fruto de Aguilar es, como el Fruto del Edén 1, pequeño en comparación a otros artefactos. Esta diferencia es explicada al final de la película, cada Fruto cuenta con una cáscara o cubierta que protege un núcleo metálico.
  • Al ser activado, el Fruto emite un aura verdusca distinta al resplandor dorado que caracteriza a otros Frutos vistos en la franquicia.
  • Aunque Rikkin y la Fundación Abstergo creían que el Fruto contenía el gen que originaba la violencia y el libre albedrío en los seres humanos, esto no es cierto. En realidad contiene ADN de la Primera Civilización, el cual a su vez permitió crear a la humanidad[3].

Galería Editar

Apariciones Editar

Fuentes y/o referencias Editar

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 Assassin's Creed, la película
  2. Assassin's Creed II: Discovery
  3. Entrevista de Assassin's Creed Univers a Aymar Azaïzia

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Stream the best stories.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Get Disney+