Eraicon-Memorias.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's Creed


Fisgoneo fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

Descripción[editar | editar código]

Altaïr se encontró con dos civiles, uno de los cuales deseaba unirse a la causa de Jubair. Hablaron de las reuniones en la madraza con gran detalle. Altaïr decidió escuchar.

[editar | editar código]

Altaïr se sentó en un banco cercano y escuchó a los dos hombres.

  • Erudito 1: Quiero verle. Quiero oírle hablar.
  • Erudito 2: Puede arreglarse, pero hemos de tener cuidado. Aún hay quienes rechazan la revelación, y quieren dañarle.
  • Erudito 1: Son unos ignorantes asustados.
  • Erudito 2: Pareces sincero, ¿pero cómo sé que puedo confiar en ti?
  • Erudito 1: Me ofende que me hagas esa pregunta.
  • Erudito 2: Muy bien. Nos reunimos todos los días en la madraza. Viene a hablar, y después nos lleva a la ciudad, para que la purifiquemos.
  • Erudito 1: Me uniré a vosotros.
  • Erudito 2: Debes entender que este es un sendero penoso. Exije mucho sacrificio.
  • Erudito 1: Lo comprendo.
  • Erudito 2: Entonces ven a la reunión. Comprobaremos tu verdadera fuerza.

Resultado[editar | editar código]

Altaïr supo que Jubair tenía reuniones diarias dentro de la madraza.

Galería[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.