FANDOM


«El relato está aquí dentro del texto. No entre las líneas, sino debajo de ellas, donde solo nuestros ojos lo pueden ver. Ve y compruébalo tu mismo. Ojalá tengas éxito donde los demás y yo hemos fracasado. El tiempo avanza, y trae con él nuevos descubrimientos. Tal vez un día la puerta se abra y el mensaje sea entregado. Tendrán su profeta.»
Códice de Altaïr Ibn-La'Ahad, pág. 26
El profeta era una persona predestinada a reunir dos Fragmentos del Edén para abrir una cámara secreta que los Isu habían dejado. En esta cámara se encerraba un mensaje que solo el profeta podía recibir. Todo esto fue revelado al Asesino Altaïr Ibn-La'Ahad a través de la interacción con uno de los Frutos del Edén.[1] Este conocimiento, junto a otros descubiertos por el fruto, quedaron apuntados en su códice. El códice fue transferido a Niccolò Polo antes de que el Imperio mongol atacara la fortaleza de Masyaf, donde un anciano Altaïr se encontraba, en 1257.[2]
ACIBrokenCodex

El Códice con las páginas arrancadas

Por desgracia, el Asesino Domenico Auditore, que intentaba alejar el códice de la Orden de los Templarios, se vio obligado a dispersar las páginas alrededor del año 1300, por lo que la profecía quedó también dispersa.[3]

En 1478, Ezio Auditore da Firenze, siguiendo el trabajo que su padre había comenzado años atrás, comenzó a recopilar las páginas del códice.[4] Así, en una de ellas, tanto él como su tío Mario encontraron la primera parte de la profecía, que hablaba de que solo un profeta podía abrir la cámara, además de la presencia de dos Fragmentos.[5]

Diez años después, gracias a la ayuda de Leonardo da Vinci, Ezio descubrió que el profeta se revelaría cuando el segundo fruto llegara a la ciudad flotante. Ezio relacionó esto con un barco templario que años atrás había partido en una misión hacia Chipre, llegando a la conclusión de que ese barco iba a traer un fragmento a Venecia. Destinado a usar esta oportunidad para acabar con el Gran Maestro Templario y asesino de su familia Rodrigo Borgia, Ezio se infiltró como uno de los guardas portadores del fragmento. [6]

Ezio se enfrentó a Rodrigo, sin que el profeta hiciera su aparición. Fue entonces cuando se desató una escaramuza entre los soldados de la Casa de Borgia y la Hermandad italiana de Asesinos, que observaba en las sombras sin que Ezio lo supiera. Las fuerzas de Borgia se retiraron y fue entonces cuando Ezio y el resto de Asesinos se dieron cuenta de que él era el profeta. Los Asesinos consiguieron quedarse con el Fruto que los Templarios trajeron de Chipre. [7]

ACII Codex Eagle V

Las páginas del códice revelando un mapa del mundo

En los años siguientes, Ezio siguió recolectando las páginas del códice y encontró un mapa del mundo secreto con localizaciones de Templos Isu repartidos por todo el globo. Uno de estas cámaras se encontraba en el Vaticano, hogar del ahora papa Rodrigo Borgia. Ezio viajó hasta el Vaticano, donde descubrió que el segundo fragmento era el Cetro Papal. Tras derrotar a Rodrigo y perdonarle la vida, Ezio usó el Cetro y el Fruto en conjunto para abrir la Cámara del Vaticano.[8]

En la cripta, el profeta Ezio encontró a Minerva, una Isu, que tenía un mensaje que enviar a la civilización. Sin embargo, el mensaje no era destinado para Ezio, sino que el profeta solo era un vehículo para mandar un mensaje a Desmond Miles, el descendiente de Ezio que estaba reviviendo sus memorias en el Animus en 2012. Con este mensaje, Minerva pretendía evitar un Segundo Desastre similar al de Toba que acabó con la gran mayoría de Isu y de los humanos.[8]

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+