FANDOM


Eraicon-BrotherhoodEraicon-Brotherhood book

D'alviano

Imagen de perfil del cuartel D'Alviano en la base de datos de AC: Brotherhood.

Sirviendo como refugio para el condotiero Bartolomeo d'Alviano y sus mercenarios durante la campaña de César Borgia en Roma, el cuartel De Alviano o cuartel D'Alviano (Caserma di Alviano en italiano) fue el punto de encuentro entre el Asesino Ezio Auditore y el mismo Bartolomeo durante la estancia del primero en Roma entre el período 1500 - 1503.

Es uno de los escenarios obligatorios en la trama del videojuego, pudiendo renovarse con ayuda de un arquitecto. Dentro hay un palomar y al lado un edificio que puede renovarse en favor de cualquiera de los tres gremios: ladrones, mercenarios o cortesanas.

Entrada en la base de datos Editar

En Assassin's Creed: Brotherhood Editar

"Utilizado por Bartolomeo hasta 1503, su cuartel se convirtió en campo de entrenamiento de mercenarios hasta que se deterioró y se demolió para abrir paso a la ciudad en expansión. En 1960 se pretendió declararlo monumento conmemorativo. Como nadie estaba seguro de dónde se hallaba el cuartel, se desechó la idea en favor de un aparcamiento, que a su vez se desechó por un restaurante de comida rápida."

Rol en el videojuego Editar

Entre la roca y la pared Editar

En 1500, Ezio decidió volver a Roma luego del ataque a Monteriggioni de César Borgia.

Preguntando a Maquiavelo sobre los aliados con que contaban, éste le mencionó que tenían mercenarios combatiendo con los aliados franceses de César. El Asesino de Florencia fue a visitar el cuartel principal de esos mercenarios y quien le recibió fue Bartolomeo d'Alviano, quien emocionado le presentó a su esposa Pantasilea Baglioni. Ezio en un inicio creyó que se trataba de otra espada del condotiero, como lo fue Bianca la primera vez que se conocieron en Venecia.

Alto

Ezio persiguiendo al capitán Borgia en las afueras del cuartel De Alviano.

Interesado en saber de boca del propio Bartolomeo la situación con los franceses, Ezio le preguntó y recibió una optimista pero falsa respuesta: que les estaban manteniendo a raya. Pantasilea aprovechó que su esposo salió a ayudar a unos mercenarios para decirle la verdad: estaban siendo atacados por dos flancos, los Borgia por uno y los franceses por el otro. Pero la resistencia de los Borgia era débil por lo que con cierta ayuda podrían enfocarse solamente en los franceses. Ezio decidió darles ese empujón y salió agradecido por la sinceridad de la dama a acabar con el capitán Borgia que estaba atacando el cuartel D'Alviano.

Fíjate ahí

Tras acabar con el capitán, el encapuchado se dirigió a una torre Borgia cercana y prendió fuego a sus estandartes. Volvió al cuartel a ver a Bartolomeo y Pantasilea. Con los franceses retirándose a las colinas para reagruparse, Bartolomeo tenía mejor oportunidad para preparar un contraataque con sus mercenarios. Sin embargo, tenía que reforzar sus barracones si quería perdurar en la lucha, por lo que le pidió ayuda a Ezio con los planos. Él aceptó a cambio de que le mantuviese informado de cada movimiento de César y Rodrigo.

Antes de retirarse, Pantasilea le mostró al Asesino un palomar cercano desde el cual podía recibir contratos de Maquiavelo para terminar con templarios importantes en la corte de los Borgia.

Contratos de asesinato Editar

Siguiendo el consejo de Pantasilea, Ezio realizó varios contratos encargados por Maquiavelo para acabar con secuaces y templarios coludidos con los Borgia. Cuando terminaba con determinado número de dichos contratos, debía volver al cuartel para recibir un informe de Pantasilea y actualizar a los contratos siguientes. Fueron un total de 12 contratos realizados entre 1500 y 1503.

El protector Editar

Poco después de la muerte del cardenal Juan Borgia el Mayor a manos de Ezio Auditore en 1503, el encapuchado volvió al cuartel D'Alviano para preguntar a Bartolomeo por el general francés Octavien de Valois, que estaba dirigiendo las tropas enviadas por el rey Luis XII para César Borgia. Algo ofuscado puesto que los franceses estaban volviendo a atacar con fuerza al punto de rodear sus barracas, Bartolomeo le dijo que era cuestión de tiempo que acabara con el barón de Valois.

Pero se trataba de una mentira ya que a los segundos empezaron a chocar disparos de arcabuces contra los muros del cuartel. En una medida defensiva, Bartolomeo y sus hombres de defendieron de los soldados franceses que invadían el lugar mientras Ezio cerraba las tres puertas de los barracones para cortar el paso enemigo.

El saludo del barón

Desde fuera hizo aparición el barón de Valois con más soldados, exigiendo la rendición de Bartolomeo al amanecer del día siguiente. Obviamente a Bartolomeo no le hizo gracia tal propuesta y no dudó en amenazar y burlarse directamente de su rival, pero flaqueó y entró en ira cuando el barón le mostró que habían capturado a su esposa Pantasilea. El barón se marchó recordándoles su oferta y amenazando con dominar toda Italia.

Os mataré a todos

Aún enojado, Bartolomeo partió a caballo seguido de Ezio rumbo al Campamento Pretoriano, que era la fortaleza principal donde se refugiaban los franceses.

El asunto francés Editar

Dado que su visita al Campamento Pretoriano no fue muy útil, Ezio planeó un ataque sorpresa y se lo contó a Bartolomeo en su cuartel. El plan consistía en robar armaduras francesas y así lograr infiltrarse en los barracones del barón de Valois y, ya dentro, atacar teniendo el factor sorpresa de su lado. A Bartolomeo le encantó la idea pero le pidió al Asesino que mate sigilosamente a los franceses para que así las armaduras robadas no despertaran sospechas.

Ezio salió del cuartel a buscar al menos 20 soldados franceses, en varios de los campamentos que tenían dispersos en el distrito romano de la Campiña. Tal estrategia sería decisiva para acabar con el barón de Valois ese mismo año y así eliminar gran parte de los refuerzos de César, además de rescatar a Pantasilea.

Glifo Editar

006

Uno de los 10 glifos dispersos en todo el mapa principal del videojuego se encuentra en esta locación. Específicamente en un muro exterior del cuartel. Al igual que los otros nueve, tiene forma de pieza de rompecabezas.

Trofeo / Logro: Ponte los guantes Editar

Combo

Ezio luchando en el sótano del cuartel D'Alviano.

Uno de los logros a desbloquear en Assassin's Creed: Brotherhood se llama Ponte los guantes. Se desbloquea al vencer en las cinco rondas de lucha apostada que se realiza en el cuartel D'Alviano. Ezio deberá vencer en todas las rondas, ganando tanto dinero como reputación.

Apariciones Editar

Fuentes y/o referencias Editar

  1. Imagen del cuartel De Alviano, tomada de la versión holandesa de Assassin's Creed Wiki
  2. Animuspedia, artículos varios
  3. Youtube, canal Assassin's Creed Manía
  4. Imagen del glifo del cartel D'Alviano, tomada de 3djuegos.com.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.