Eraicon-Memorias.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's Creed


Conocimiento fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

Descripción[editar | editar código]

Altaïr visitó la casa de Asesinos de la ciudad y habló con su Dai, Malik Al-Sayf. Habiendo compartido la información sobre Talal con él, Altaïr recibió permiso para asesinar al objetivo.

[editar | editar código]

Altaïr entró en la casa y saludó a Malik.

  • Altaïr: La paz sea contigo, Malik.
  • Malik: Tu presencia me acaba de privar de ella. ¿Qué quieres?
  • Altaïr: Al Mualim me ha pedido...
  • Malik: Alguna tarea humillante para que puedas redimirte con ella. Venga, suéltalo.
  • Altaïr: Dime lo que sepas de un hombre llamado Talal.
  • Malik: Encontrar y asesinar a ese hombre es tarea tuya, Altaïr. No mía.
  • Altaïr: Harías bien en ayudarme. Su muerte beneficia a todo el país.
  • Malik: ¿Y acaso no te beneficia a ti también?
  • Altaïr: Eso no es asunto tuyo.

Malik se enfureció momentáneamente y señaló su brazo amputado.

  • Malik: ¡Tus acciones sí son asunto mío!
  • Altaïr: Pues no me ayudes. Le encontraré solo.

Hubo una breve pausa mientras Malik se calmaba y suspiraba antes de continuar.

  • Malik: Bien, espera. Si das vueltas por la ciudad como un ciego no conseguirás nada. Es mejor que sepas por dónde empezar.
  • Altaïr: Te escucho.
  • Malik: Se me ocurren tres lugares. Al sur de aquí, en los mercados que marcan el límite entre los barrios musulmán y judío, al norte, cerca de la mezquita del barrio, y al este, frente a la Iglesia de Santa Ana, cerca de la puerta de Bab Ariha.
  • Altaïr: ¿Eso es todo?
  • Malik: Es suficiente para empezar, y más de lo que te mereces.
    ¿Esperas que haga tu trabajo por ti?
    No debes estar aquí, Altaïr. Vuelve al trabajo.
    ¿Qué quieres?
    Dudo que Talal se esconda en esta casa.
    ¿Qué haces aquí todavía?

Al volver a la casa sin haber completado las investigaciones, Altaïr tendría una charla con el Rafiq.

  • Malik: ¡Ahh! El ángel caído regresa. ¿Estás listo para tu misión?
  • Altaïr: No, aún no. Necesito saber más cosas.
  • Malik: En eso estoy de acuerdo.

Tras esto, Malik no diría más nada. Altaïr regresó a la casa después de reunir suficiente información sobre su objetivo.

  • Altaïr: Malik.
  • Malik: ¿Vienes a hacerme perder el tiempo?
  • Altaïr: He encontrado a Talal. Estoy listo para la misión.
  • Malik: Eso lo decidiré yo.
  • Altaïr: Muy bien. Esto es lo que sé. Trafica con seres humanos, secuestra gente en Jerusalén y los vende como esclavos. Su base es un almacén situado en la barbacana, al norte de aquí. Ahora mismo está organizando una caravana. Le atacaré mientras inspecciona la mercancía. Si logro eludir a sus hombres, el propio Talal será un juego de niños.
  • Malik: "Juego de niños" ¡Hay que ver! Qué arrogancia.
  • Altaïr: ¿Has terminado? ¿Estás satisfecho con mi información?
  • Malik: No. Pero tendrá que servir.

Malik luego colocó una pluma sobre el mostrador, y Altaïr la tomó.

  • Malik: Duerme, descansa, llora en un rincón. Haz lo que quieres para preparar tu misión. Pero al menos hazlo en silencio.

Si Altaïr completaba por lo menos las tres investigaciones mínimas para acceder a la memoria de asesinato, e iba luego a la casa de Asesinos para informar de su llegada y de una vez pedir permiso para el asesinato a Malik, se produjo un diálogo diferente.

  • Altaïr: La paz sea contigo, Malik.
  • Malik: Tu presencia me acaba de privar de ella. ¿Qué quieres?
  • Altaïr: Al Mualim me ha pedido...
  • Malik: Alguna tarea humillante para que puedas redimirte con ella. Venga, suéltalo.
  • Altaïr: Muy bien. Esto es lo que sé. Trafica con seres humanos, secuestra ciudadanos en Jerusalén y los vende como esclavos. Su base es un almacén situado en la barbacana, al norte de aquí. Ahora mismo está organizando una caravana. Le atacaré mientras inspecciona la mercancía. Si logro eludir a sus hombres, el propio Talal será pan comido.
  • Malik: "Juego de niños" ¡Hay que ver! Qué arrogancia.
  • Altaïr: ¿Has terminado? ¿Te ha satisfecho mi información?
  • Malik: No. Pero tendrá que servir.

Malik luego colocó una pluma sobre el mostrador, y Altaïr la tomó.

  • Malik: Duerme, descansa, llora en un rincón. Haz lo que quieres para preparar tu misión. Pero al menos hazlo en silencio.

Resultado[editar | editar código]

Altaïr compartió su conocimiento sobre Talal con Malik, y se le dio permiso para proceder con el asesinato.

Galería[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.