Eraicon-Memorias.pngEl tema de este artículo aparece en Assassin's Creed


Conocimiento fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

Descripción[editar | editar código]

Altaïr reunió la información sobre Garnier de Naplouse y la compartió con el Rafiq de Acre, Jabal.

[editar | editar código]

Altaïr entro a la casa de Asesinos y fue recibido por Jabal.

  • Jabal: Ah, Altaïr. Confieso que ya me habían avisado de tu visita.
  • Altaïr: Al Mualim ha ordenado la muerte de Garnier de Naplouse y aquí estoy. ¿Qué puedes contarme de él?
  • Jabal: Es el gran maestre de los caballeros hospitalarios. Así que seguro que se aloja en esa zona. Aparte de eso, sé poco más. Te sugiero que registres la ciudad, y hagas pesquisas entre la gente.
  • Altaïr: Dime dónde se reúnen y veré que averiguo.
  • Jabal: Los jardines públicos al norte de aquí, o lo que queda de ellos, son un buen lugar para empezar. Al noroeste hay un mercado abandonado que también te interesará. La Iglesia de María de Josafat al oeste sigue siendo un lugar muy concurrido. De momento, con esos tres lugares será suficiente.
  • Altaïr: Gracias por la información, Rafiq. Procuraré aprovecharlas.
  • Jabal: Sé que así será.
    Tienes que buscar pistas en la ciudad, Altaïr.
    Las respuestas las tiene la gente, no yo. Ni este lugar.
    Si has terminado de estudiar el edificio, te sugiero que prosigas la investigación fuera.
    Si no sales de aquí, veo difícil que saques adelante tus pesquisas.
    Al Mualim cuenta contigo. No le decepciones. Sigue con tu misión.

Al volver a la casa sin haber completado las investigaciones, Altaïr tendría una charla con el Rafiq.

  • Jabal: ¿Qué tal la investigación, Altaïr?
  • Altaïr: Va despacio.
  • Jabal: Entonces sigue con ella. No hagas esperar a Al Mualim, amigo.
    No hagas que Al Mualim se arrepienta de darte otra oportunidad. ¡Cumple tu misión!
    Sigue con tu investigación, Altaïr. El tiempo es crucial.
    La gente de Acre conoce a los caballeros hospitalarios mejor que yo. Habla con ellos y averigua lo que puedas.
    Yo no puedo ayudarte más, hermano. Registra la ciudad y sabrás cómo cumplir la misión que te encomienda Al Mualim.
    Altaïr, estás desperdiciando un tiempo precioso aquí. Busca el modo de eliminar a Garnier y hazlo cuanto antes.

Después de reunir la información necesaria, Altaïr regresó a la casa.

  • Jabal: Altaïr. ¿Cómo va la búsqueda de Garnier?
  • Altaïr: Sé cuándo y cómo actuar.
  • Jabal: Ilumíname con tu sabiduría.
  • Altaïr: Vive y trabaja en el hospital de su orden, al noroeste de aquí. Dicen que tras sus muros se cometen atrocidades. Parece que el buen doctor disfruta experimentando con gente inocente. A la mayoría los secuestran en Jerusalén.
  • Jabal: Astuto. Al secuestrar a sus víctimas en otra ciudad, evita levantar demasiadas sospechas en Acre. Pero volvamos al asunto entre manos. Dime cuál es tu plan.
  • Altaïr: Garnier pasa el tiempo en sus aposentos dentro del hospital, aunque a veces sale para examinar a sus pacientes. Le atacaré cuando esté haciendo su ronda.
  • Jabal: Es obvio que lo has meditado bien. Te doy permiso para ir.

Jabal colocó una pluma en el mostrador, que Altaïr tomó.

  • Jabal: Libera a la ciudad de esa mancha, Altaïr. Eso te ayudará a limpiar la tuya. Descansa aquí hasta que estés listo para empezar.

Si Altaïr completaba por lo menos las dos investigaciones mínimas para acceder a la memoria de asesinato, e iba luego a la casa de Asesinos para informar de su llegada y de una vez pedir permiso para el asesinato a Jabal, se produjo un diálogo diferente.

  • Jabal: Ah, Altaïr. Confieso que ya me habían avisado de tu visita.
  • Altaïr: Al Mualim ha ordenado la muerte de Garnier de Naplouse.
  • Jabal: ¿El gran maestre de los caballeros hospitalarios?
  • Altaïr: Sí. Ya he decidido cuándo y cómo voy a actuar.
  • Jabal: Ilumíname con tu sabiduría.
  • Altaïr: Vive y trabaja en el hospital de su orden, al noroeste de aquí. Dicen que tras sus muros se cometen atrocidades. Parece que el buen doctor disfruta experimentando con gente inocente. A la mayoría los traen desde Jerusalén.
  • Jabal: Astuto. Al secuestrar a sus víctimas en otra ciudad, evita levantar demasiadas sospechas en Acre. Pero volvamos al asunto entre manos. Dime cuál es tu plan.
  • Altaïr: Garnier pasa el día en sus aposentos en el hospital, aunque a veces sale para examinar a sus pacientes. Le atacaré cuando esté haciendo su ronda.
  • Jabal: Es obvio que lo has meditado bien. Te doy permiso para ir.

Jabal colocó una pluma en el mostrador, que Altaïr tomó.

  • Jabal: Libera a la ciudad de esa mancha, Altaïr. Eso te ayudará a limpiar la tuya. Descansa aquí hasta que estés listo para empezar.

Resultado[editar | editar código]

Altaïr compartió la información que reunió sobre el objetivo con el Rafiq, y se le dio permiso para realizar el asesinato.

Galería[editar | editar código]

Referencias[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.