FANDOM


(Líder de las cortesanas romanas)
Línea 53: Línea 53:
   
 
<span style="font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman";">A las afueras de Monteriggioni, Ezio les dice a su madre y a su hermana que Mario ha sido asesinado por César. Les dice también que deben volver a Florencia, que es un lugar seguro, mientras que él regresa a Roma para vengar su muerte. Sin embargo, no le hacen caso.</span>
 
<span style="font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman";">A las afueras de Monteriggioni, Ezio les dice a su madre y a su hermana que Mario ha sido asesinado por César. Les dice también que deben volver a Florencia, que es un lugar seguro, mientras que él regresa a Roma para vengar su muerte. Sin embargo, no le hacen caso.</span>
===<span style="font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman";">Líder de las cortesanas romanas</span>===
+
===Claudia se ofrece para llevar el burdel, ya que durante muchos años se ha hecho cargo de los negocios de Mario con mucho éxito. A Ezio no le gusta nada esa proposición pero María apoya a su hija y él termina aceptando. Le da dinero para reformar el burdel y Claudia lo emplea bien: la Rosa in Fiore vuelve a estar activa y se convierte en el  ataque a Monteriggioni. Y unos años más tarde, en 1503, vuelve a ayudar a Ezio dándole el nombre de [[Egidio Troche]], un cliente habitual del burdel que tenía una gran deuda con el banquero de César. Sus cortesanas, además, ayudaron a Ezio a infiltrarse en la gran fiesta del banquero y se encargaron de robar el dinero que anteriormente él le había dado a Egidio para que pudiera saldar su deuda.===
 
 
 
 
 
 
 
 
Unos días más tarde, gracias a la información de Nicolás de Maquiavelo, acuden a la [[Rosa in Fiore]] esperando encontrar allí a Ezio. Al no encontrarlo, entablan conversación con las cortesanas mientras esperan su regreso. Cuando lo hace anuncia que el burdel se ha quedado sin madame, ya que [[Madonna Solari|Madame Solari]] ha sido asesinada por unos bandidos. Claudia se ofrece para llevar el burdel, ya que durante muchos años se ha hecho cargo de los negocios de Mario con mucho éxito. A Ezio no le gusta nada esa proposición pero María apoya a su hija y él termina aceptando. Le da dinero para reformar el burdel y Claudia lo emplea bien: la Rosa in Fiore vuelve a estar activa y se convierte en el burdel más importante de toda la ciudad. A más a más, todas las cortesanas ayudan a Claudia a recabar información que puede ser importante para los Asesinos.
 
 
La primera de sus tareas es encontrar a Caterina Sforza, prisionera de César después del ataque a Monteriggioni. Y unos años más tarde, en 1503, vuelve a ayudar a Ezio dándole el nombre de [[Egidio Troche]], un cliente habitual del burdel que tenía una gran deuda con el banquero de César. Sus cortesanas, además, ayudaron a Ezio a infiltrarse en la gran fiesta del banquero y se encargaron de robar el dinero que anteriormente él le había dado a Egidio para que pudiera saldar su deuda.
 
   
 
Pero algunos soldados de los Borgia siguieron a las cortesanas ladronas hasta la Rosa in Fiore y se enfrentaron a Claudia, nada más entrar en el establecimiento. Pero ella, armada con un cuchillo, los mata a todos justo antes de que Ezio entre corriendo en el burdel con la esperanza de encontrarla sana y salva. Al ver lo que había hecho, Ezio se hincha de orgullo y hacen las paces.
 
Pero algunos soldados de los Borgia siguieron a las cortesanas ladronas hasta la Rosa in Fiore y se enfrentaron a Claudia, nada más entrar en el establecimiento. Pero ella, armada con un cuchillo, los mata a todos justo antes de que Ezio entre corriendo en el burdel con la esperanza de encontrarla sana y salva. Al ver lo que había hecho, Ezio se hincha de orgullo y hacen las paces.
Línea 62: Línea 62:
   
 
<span style="font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman";">Al año siguiente María Auditore cae enferma y fallece. Claudia sigue al mando de las cortesanas romanas pero es capturada por un grupo de templarios encabezados por [[Bruno]], un espía de César. Cuando Ezio y Maquiavelo logran rescatarla ella decide abandonar el liderazgo de la Rosa in Fiore y se refugia en Florencia en compañía de Paola. Su puesto en Roma es ocupado por [[Rosa]], ladrona veneciana que se encontraba a las órdenes de [[Antonio de Magianis]].</span>
 
<span style="font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman";">Al año siguiente María Auditore cae enferma y fallece. Claudia sigue al mando de las cortesanas romanas pero es capturada por un grupo de templarios encabezados por [[Bruno]], un espía de César. Cuando Ezio y Maquiavelo logran rescatarla ella decide abandonar el liderazgo de la Rosa in Fiore y se refugia en Florencia en compañía de Paola. Su puesto en Roma es ocupado por [[Rosa]], ladrona veneciana que se encontraba a las órdenes de [[Antonio de Magianis]].</span>
  +
 
===Sirviendo a los Asesinos===
 
===Sirviendo a los Asesinos===
   

Revisión de 19:50 6 jun 2014

Eraicon-AC2Eraicon-BrotherhoodEraicon-Assassins


Claudia Auditore da Firenze (nacida en enero de 1461) fue una noble florentina durante el apogeo del Renacimiento italiano. Hermana del renombrado Asesino de la época, Ezio Auditore, se convirtió en la gerente de operaciones de la Villa Auditore en Monteriggioni y posteriormente trabajó manejando los ingresos monetarios en el burdel romano Rossa in Fiore. Durante la Liberación de Roma, se convirtió en una Asesina de la Hermandad.

Biografía

Primeros Años

Claudia nació en Florencia el 2 de enero de 1461. Es la tercera de cuatro hermanos y la única mujer. Hija de Giovanni Auditore y de su mujer María.

En 1476 se promete con Duccio de Luca, un miembro de una importante familia florentina. Sin embargo, sus amigas le dicen que Duccio no le es fiel y le pide a su hermano Ezio que corrobore esos rumores. Cuando Ezio localiza a Duccio, éste está flirteando con otra chica. Ambos se pelean y Ezio sale vencedor. A partir de ese momento, la relación entre Claudia y Duccio termina.
Claudia-assassins-creed

Unos días más tarde, el gobierno florentino se lleva del Palacio Auditore a su padre Giovanni y a sus hermanos Federico y Petruccio. Ella se queda sola junto con su madre María y la sirvienta Annetta y esperan a la llegada de Ezio, el único de los hermanos que no se encontraba en casa. Cuando él llega y se entera de lo ocurrido, envía a Claudia y a su madre a casa de la hermana de Annetta, Paola. Claudia se encarga al cuidado exclusivo de su madre, que se encuentra con un fuerte shock provocado por la intrusión de los guardias en el palacio.

En el burdel de Paola están seguras hasta que Ezio pasa a recogerlas. Ezio le cuenta a Claudia que su padre y sus hermanos han sido colgados acusados por traición. Ella, entre lágrimas, le pregunta si han tenido un entierro digno a lo que Ezio le responde que sí, que él mismo se ha hecho cargo. Le pide que no le mencione nada a su madre, ya que aún estaba demasiado afectada por lo sucedido. Dicho esto, deben huir de Florencia. Ezio las lleva hasta Villa Auditore, en Monteriggioni, hogar de su tío paterno Mario.

La Vida en Monteriggioni

Al llegar, después de un enfrentamiento con Vieri de' Pazzi y un rescate de tío Mario, Ezio les informa a su familia que se quedarán en Monteriggioni temporalmente hasta que puedan viajar hacia España. Claudia no está conforme con esa parte del plan pero acata la decisión y conduce a su madre hasta su habitación, donde la acomoda y la cuida como ha estado haciendo durante todo el camino.

Sin embargo, durante su estancia, Mario le hace ver a su sobrino que debe continuar con el trabajo de la familia, formar parte de la Orden de los Asesinos. Y que deben quedarse en Monteriggioni y luchar, en vez de irse a otro país y desaparecer. Cuando le hace saber a Claudia esa decisión, ella se enfada. Y se enfada todavía más cuando Mario le adjudica la tarea de encargarse de las finanzas de la villa. Ella ha sido educada para llevar una vida lujosa y cómoda, no para trabajar. Sin embargo, termina aceptándolo y gracias a su buen hacer con el dinero que Ezio le enviaba, la villa de Monteriggioni llegó a prosperar de una manera brillante.

Durante los largos viajes de su hermano Ezio, Claudia se aburrió mucho en Monteriggioni. Sin embargo, conoció a uno de los capitanes del ejército de Mario y, después de casarse con él, se quedó embarazada en 1488.

En enero de 1500, el hermano de Claudia y su tío regresan de Roma. Allí Claudia recibe a su hermano con los brazos abiertos y le pregunta si ya asesinó a Rodrigo Borgia. Ezio no le cuenta nada en ese momento pero sí le pide que avise a todos para una reunión en la que hablará de todo lo acontecido en ese viaje. Justo el día de su llegada la villa se está preparando para celebrar el cumpleaños de Claudia, aunque ella no le menciona nada a su hermano.

Una vez en la reunión, en la que se encuentran Claudia, su madre María, Mario, Nicolás Maquiavelo y Caterina Sforza, Ezio explica lo ocurrido en el Vaticano. Dejó con vida a Rodrigo Borgia y se encontró con Minerva, un miembro de la primera civilización.

Al día siguiente, cumpleaños de Claudia, César Borgia y su ejército entran en Monteriggioni. Todos los habitantes de la villa deben huir por un pasadizo secreto construido años antes. Claudia es la encargada de trasladar allí a su madre y al resto de gente pero cuando ella va a entrar, los soldados de César la acorralan e intentan matarla para impedir que huya. Por suerte, en ese momento llega Ezio y unos cuantos mercenarios y logran salvarla. Todos juntos entran en el pasadizo y logran salir de la villa sanos y salvos.

A las afueras de Monteriggioni, Ezio les dice a su madre y a su hermana que Mario ha sido asesinado por César. Les dice también que deben volver a Florencia, que es un lugar seguro, mientras que él regresa a Roma para vengar su muerte. Sin embargo, no le hacen caso.

Claudia se ofrece para llevar el burdel, ya que durante muchos años se ha hecho cargo de los negocios de Mario con mucho éxito. A Ezio no le gusta nada esa proposición pero María apoya a su hija y él termina aceptando. Le da dinero para reformar el burdel y Claudia lo emplea bien: la Rosa in Fiore vuelve a estar activa y se convierte en el  ataque a Monteriggioni. Y unos años más tarde, en 1503, vuelve a ayudar a Ezio dándole el nombre de Egidio Troche, un cliente habitual del burdel que tenía una gran deuda con el banquero de César. Sus cortesanas, además, ayudaron a Ezio a infiltrarse en la gran fiesta del banquero y se encargaron de robar el dinero que anteriormente él le había dado a Egidio para que pudiera saldar su deuda.

Pero algunos soldados de los Borgia siguieron a las cortesanas ladronas hasta la Rosa in Fiore y se enfrentaron a Claudia, nada más entrar en el establecimiento. Pero ella, armada con un cuchillo, los mata a todos justo antes de que Ezio entre corriendo en el burdel con la esperanza de encontrarla sana y salva. Al ver lo que había hecho, Ezio se hincha de orgullo y hacen las paces.

En ese mismo año (1503), Ezio hace llamar a Claudia. Delante de muchos aprendices de asesino, Claudia es introducida en la Orden en la misma ceremonia en la que Ezio es nombrado Mentor y líder de los Asesinos italianos. Al terminar la ceremonia, Claudia realiza su primer salto de fe.

Tiempo más tarde, Ezio se infiltra en el Castel Sant’Angelo y ve como César asesina a su padre Rodrigo por esconderle el fruto del Edén. Sin ejército y sin dinero, César se encuentra acorralado y los Asesinos deciden aprovechar ese momento. En el momento que César debe encontrarse con lo que queda de su ejército, aparecen Ezio, Claudia, La Volpe, Nicolás de Maquiavelo y Bartolomeo D’Alviano para enfrentarse a él y desterrarle para siempre de Roma.

Al año siguiente María Auditore cae enferma y fallece. Claudia sigue al mando de las cortesanas romanas pero es capturada por un grupo de templarios encabezados por Bruno, un espía de César. Cuando Ezio y Maquiavelo logran rescatarla ella decide abandonar el liderazgo de la Rosa in Fiore y se refugia en Florencia en compañía de Paola. Su puesto en Roma es ocupado por Rosa, ladrona veneciana que se encontraba a las órdenes de Antonio de Magianis.

Sirviendo a los Asesinos

Después del viaje a España, donde Ezio asesinó a César Borgia, pide a Nicolás de Maquiavelo si Claudia puede regresar a Roma para encontrarse con él. Y Claudia decide quedarse definitivamente en esa ciudad.

Claudia continúa sirviendo a los asesinos. En 1510, Ezio encuentra una carta de su padre mencionando la biblioteca de Masyaf y decide ir hacia allí. Durante toda su estancia en Constantinopla Ezio le envía numerosas cartas a Claudia explicándole todos los acontecimientos del viaje.

En 1512, Ezio regresa a Italia acompañado por Sofía Sartor, mujer veneciana que conoció en Constantinopla y de la que ha enamorado. Deciden casarse en Venecia y Claudia les da su bendición.

Últimos años

Unos años más tarde, Claudia se casa de nuevo y se queda en Roma a vivir con su esposo. Acude en ocasiones a la villa Toscana de su hermano para verle a él, a su mujer Sofía y a sus dos sobrinos, Flavia y Marcello.

Apariciones

Referencias

  1. 1,0 1,1 Assassin's Creed: Brotherhood
  2. 2,0 2,1 Assassin's Creed II

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.