FANDOM


Eraicon-UnityEraicon-Unity bookEraicon-Templars

Chrétien Lafrenière (1730 - 1791) fue miembro del rito de la Orden Templaria de París, activo durante los últimos años del antiguo régimen y la primera parte de la Revolución Francesa. Consejero y firme partidario del Gran Maestre François de la Serre, trató de evitar su asesinato por François-Thomas Germain y luego se resistió a la toma de la Orden por parte de Germain.

En marzo de 1791, Lafrenière se preparó para atacar a Germain y su facción radical de la Orden en el Hôtel de Beauvais. Sin embargo, Germain había manipulado al Asesino Arno Dorian para que creyera que Lafrenière estaba detrás de la muerte de de la Serre, el padre adoptivo de Arno. Posteriormente asesinó a Lafrenière en el cementerio de los Santos Inocentes de París, ya que este último estaba reuniendo a sus partidarios ahí.

BiografíaEditar

Primeros años de vida y servicio a los templariosEditar

Lafrenière nació como el tercer hijo de un rico importador de especias en 1730, y estaba destinado a convertirse en sacerdote. Estudió en el Colegio de la Sorbona y entró en la escuela del seminario en 1750. Sin embargo, Lafrenière se vio obligado a abandonar el seminario y hacerse cargo del negocio familiar cuando su padre y sus hermanos murieron en un naufragio frente a la costa de Mauricio.

Lafrenière gastó la mayor parte de sus ingresos uniéndose y fundando varios grupos religiosos y sociedades secretas. Alrededor de este tiempo, se convirtió en miembro de la Orden de los Templarios, sirviendo como asesor del Gran Maestro François de la Serre. Lafrenière y los otros asesores, incluidos Charles Gabriel Sivert y Marie Lévesque, fueron referidos como "los cuervos" por la hija del gran maestro, Élise, por sus largos abrigos negros, sombreros de fieltro oscuro y "ojos que nunca sonreían".

Mantuvieron reuniones con De la Serre en su finca en Versalles, pero rara vez estuvieron de acuerdo con el Gran Maestre en el curso de acción de la Orden, especialmente cuando se trataba de la Hermandad Asesina y la situación política en Francia. Durante las reuniones, solo la esposa del Gran Maestre, Julie, lo apoyaba. Sin embargo, mientras los otros consejeros generalmente tenían poco respeto por De la Serre y secretamente codiciaban el puesto de Gran Maestre para ellos y sus familias, Lafrenière siempre fue leal al Gran Maestro a pesar de sus desacuerdos.

En la primavera de 1774, Julie y Élise fueron atacados en una visita a París por Bernard Ruddock y otro asaltante, y al regresar a Versalles, los templarios se reunieron para discutir una respuesta. Lafrenière y los otros asesores estaban convencidos de que los Asesinos eran los responsables, e instaron a De la Serre a devolverles el golpe y comenzar un conflicto abierto con la Hermandad. Desconocido para ellos, Ruddock fue un ex Asesino contratado por el templario británico Peter Carroll y su esposa, y el ataque no estaba relacionado con los Asesinos. Aunque el propio De la Serre también creía que los Asesinos eran responsables, se negó a reconocer esto, ya que no quería iniciar una guerra con la Hermandad.

Golpe templarioEditar

The Prophet 10

Lafrenière pasando la carta a Perrault

Cuando los estados generales se reunieron en 1789 para resolver la crisis financiera de Francia, de la Serre organizó una tregua con los Asesinos y su Mentor, el Comte de Mirabeau. Aunque de la Serre no creía que la tregua pudiera durar de manera permanente, se dio cuenta de que él y Mirabeau tenían una base común en sus deseos para el futuro de Francia, cada uno deseoso de evitar una revolución violenta y sangrienta. Lafrenière se oponía fuertemente a esto, creyendo que Mirabeau era indigno de confianza e inmoral. A pesar de esto, el Gran Maestro se mantuvo firme, recordándole a Lafrenière que la decisión dependía de él.

Poco después, Lafrenière descubrió a través de sus agentes que alguien dentro de la Orden planeaba derrocar a De la Serre en un golpe la noche de la inducción de Élise a la Orden. Escribió una carta de advertencia y envió a su mensajero, Perrault, para entregársela al Gran Maestro en persona. Sin embargo, la carta fue transmitida al hijo adoptivo de De la Serre, Arno Dorian, quien no conocía la verdadera importancia de la carta y simplemente la dejó en la oficina del Gran Maestre. Durante la fiesta de inducción en el Palacio de Versalles, Lafrenière habló con sus compañeros templarios Lévesque y Louis-Michel le Peletier, y comentó que no se habían visto en mucho tiempo. Más tarde esa noche, de la Serre, sin haber sido advertido, fue asesinado en los jardines del palacio por Sivert y Roi des Thunes.

Oposición a Germain y muerteEditar

La Revolución Francesa estalló poco después, y Lafrenière se vio obligado a esconderse de la facción radical de la Orden Templaria. Se enteró de que estaba dirigida por François-Thomas Germain, un orfebre que había sido expulsado de la Orden por De la Serre años antes. Sivert, Lévesque y le Peletier también fueron partidarios de Germain, avanzando en la revolución con la esperanza de conducir a Francia hacia una sociedad capitalista en la que los templarios pudieran controlar a la población de una manera sutil.

The Prophet 11

Lafrenière ordena el ataque contra el Hôtel de Beauvais

Lafrenière se dedicó a destruir esta facción, enviando oberturas a otros templarios en toda Europa, incluso enviando fondos al Rito austríaco de la Orden del Temple. También escribió a Élise, comprometiéndose a apoyar su reclamo como Gran Maestro. Lafrenière pudo reunir un número considerable de hombres y también recibió envíos de armas, incluidos rifles de Baviera, que almacenó en la tienda de granos Halle aux Blés. Hacia el 31 de marzo de 1791, se preparaba para atacar el Hôtel de Beauvais, un lugar de reunión común para el Club Jacobino y la facción de Germain. Sin embargo, uno de sus hombres, Christophe, le había contado a Germain sus planes, lo que obligó a Lafrenière a atacar antes de lo esperado.

Durante este tiempo, Arno, que ahora era un Asesino e intentaba matar al hombre responsable de la muerte de Serre, se acercó a Germain. Fingiendo inocencia, Germain manipuló al Asesino para que creyera que Lafrenière era responsable del asesinato de De la Serre, y lo dirigió al Halle aux Blés. Arno destruyó los cargamentos de armas allí y rastreó a Lafrenière hasta el cementerio de los santos inocentes, donde los templarios planeaban reunir a sus partidarios para el ataque al Hôtel de Beauvais.

The Prophet 7

Lafrenière hablando con sus seguidores

En la reunión de los Templarios, Lafrenière pronunció un discurso en el que condenó a la revolución y a los jacobinos, afirmando que "ponen [la Verdad] en el potro, rompiéndola cruelmente en su agenda populista". También condenó a la facción de la orden templaria de Germain por apoyar la revolución y advirtió a sus compañeros templarios que desconfiaran de los Asesinos. Refiriéndose a sí mismo y a sus seguidores como los "Amigos de la Verdad", Lafrenière proclamó que Francia y la Orden Templaria se salvarían con la erradicación de los Templarios radicales. Sin embargo, meintras Lafrenière estaba haciendo los preparativos finales para el ataque, Arno ataco desde las sombras, matándolo con su hoja oculta.

Personalidad y característicasEditar

The Prophet 9

Lafrenière enfrentando a de la Serre sobre Mirabeau

Lafrenière era un templario firmemente conservador, muy desconfiado de los Asesinos y los revolucionarios, particularmente los jacobinos. También detestaba al Comte de Mirabeau, considerando al Maestro Asesino como un egocéntrico y frívolo hasta el punto de que desafió abiertamente al Gran Maestro de la Serre.

A pesar de tales desacuerdos, Lafrenière era ferozmente leal a De la Serre y su familia, en contraste con muchos de sus compañeros templarios, quienes estaban dispuestos a conspirar contra el Gran Maestro De la Serre en favor de Germain. Lafrenière estaba indignado por su traición y apoyo a los revolucionarios. Él creía que el golpe contra De la Serre era antitético a los ideales de la Orden Templaria.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.