FANDOM


Eraicon-AC1Eraicon-Secret Crusade

«Mira esta lista. Hay nueve nombres. Nueve personas que deben morir. Esos hombres traen el mal, y la guerra. Su poder y su influencia corrompen la tierra y evitan el fin de la Cruzada.»
―Al Mualim a Altaïr, con respecto a la nueva búsqueda de Altaïr.[fte]

Ordenado por Al Mualim, la caza de los nueve templarios fue una serie de nueve asesinatos encargados a Altaïr Ibn-La'Ahad después de su fracaso en el Templo de Salomón, que comprometió a la hermandad.

Considerado como un esfuerzo para evitar que la Tercera Cruzada destruya a Tierra Santa, la caza fue en realidad parte de una conspiración de dominación mundial que casi condujo a la destrucción de los templarios y los Asesinos.

La primera pruebaEditar

Tras el Asedio de Masyaf de 1191 provocado por el comportamiento imprudente de Altaïr en el Templo de Salomón, Al Mualim marcó a Altaïr como un traidor y lo ejecutó personalmente. Sin embargo, la ejecución fue una artimaña, y cuando Altaïr despertó fue despojado de sus armas y rango, degradado al rango de novicio. Luego se le dio una oportunidad de redención que le permitiría reclamar su título; su primera tarea fue perseguir a un traidor dentro de sus filas que había abierto las puertas de Masyaf durante el ataque dirigido por Roberto de Sable.

Usando nada más que sus habilidades de sigilo, Altaïr pudo aprender a través de espionaje que el traidor tenía un cómplice que era un cestero. Altaïr entonces hurtó una carta del cómplice y descubrió que en realidad había dos traidores: Masun, un heraldo dentro de la aldea de Masyaf, y Jamal, un Asesino.

Después de este descubrimiento, Altaïr encontró a Masun predicando a los aldeanos sobre un "Nuevo Orden Mundial". Altaïr luego acechó e interrogó a Masun, quien reveló que estaba aliado con los templarios y creía que su causa era justa. Después del interrogatorio, Altaïr llevó a Masun de regreso a la fortaleza, y Al Mualim le dio a este último la oportunidad de arrepentirse por sus pecados contra la Hermandad. Sin embargo, Masun permaneció desafiante, creyendo que lo que había hecho era correcto. En respuesta, Al Mualim mató al heraldo con una espada antes de entregar la espada manchada de sangre a Altaïr. Cuando se le preguntó sobre el otro traidor, Al Mualim respondió que hablaría con Jamal y decidiría si simplemente fue engañado y podría salvarse, o si los templarios lo corrompieron y necesitaba ser destruido.

Inicio de la caceríaEditar

Altaïr: «Nueve vidas a cambio de la mía»
Al Mualim: «Creo que es una oferta muy generosa. ¿Tienes alguna pregunta?»
Altaïr: «¿Por dónde debo empezar?»
— Altaïr y Al Mualim discuten la tarea en cuestión.[fte.]

Después de recibir la espada y readquirir su hoja oculta, Altaïr tuvo la tarea de cazar nueve hombres que apoyaron la tercera cruzada a cambio de su propia vida.

Al Mualim le informó a Altaïr que necesitaría obtener el permiso de los jefes locales para realizar cada asesinato. Altaïr argumentó que no necesitaba su permiso, pero Al Mualim lo anuló, diciéndole a Altaïr que ese era el precio que pagaría por sus errores anteriores. Finalmente aceptando la oferta, Altaïr dejó a Masyaf a caballo y cabalgó hacia el Reino, comenzando su búsqueda de la redención.

Inspección del mercado de Damasco.Editar

Tamir: «Ah, ¿crees que actúo solo? Soy una pieza. Un peón más en el tablero. No tardarás en conocer a los otros. No les va a gustar nada lo que has hecho.»
Altaïr: «Mejor. Estoy impaciente por acabar con sus vidas.»
Tamir: «Cuánto orgullo. Esto te destruirá, muchacho.»
— Tamir a Altaïr, después del éxito del Asesino.[fte.]
Tamirstab

Tamir mutilando a su empleado.

Altaïr primero cabalgó hacia Damasco para cazar a su primer objetivo, un traficante de armas sarraceno y vendedor del mercado negro llamado Tamir.

Cuando Altaïr llegó a la casa de Asesinos, el rafiq le ordenó que reuniera información sobre Tamir en el barrio pobre de Damasco. A través de su investigación, Altaïr se enteró de que Tamir actualmente tenía un envío de armas inusualmente grande preparado para un cliente desconocido, y frecuentaba el Zoco Al-Silaah a menudo. El Rafiq le dio permiso a Altaïr para comenzar su misión y le proporcionó una pluma que debía ser empapada con la sangre del objetivo como prueba del asesinato. Altaïr luego se dirigió al Zoco Al-Silaah para matar a Tamir.

Cuando llegó al zoco, Altaïr notó que Tamir acosaba a uno de sus empleados. El hombre afirmó que no tenía suficiente tiempo o la mano de obra para terminar sus pedidos solicitados; cuando sugirió que Tamir pedía demasiado, Tamir se enfureció y lo mató, dejando su cadáver en medio del patio como una advertencia para el resto de sus subordinados.

AC Tamir 1

Altaïr asesinando a Tamir.

Mientras Tamir inspeccionaba las mercancías alrededor del zoco, Altaïr se abrió paso entre la concurrida multitud y apuñaló a Tamir en la garganta. Cuando Tamir murió, juró que el Asesino y su Orden pagarían por sus crímenes. Tamir preguntó si Altaïr lo veía como un pequeño traficante de muerte, aprovechando las cruzadas, y observó que muchos otros también se beneficiaron de la guerra. Altaïr le preguntó a Tamir por qué se creía diferente de otros traficantes; Tamir declaró que sirvió a una causa mucho más noble que el mero dinero.

Tamir también reveló que tenía "hermanos" y que era solo una pieza del rompecabezas, un hombre con un papel que desempeñar. Tamir advirtió a Altaïr que su muerte no sería pasada por alto, y que el orgullo de Altaïr lo destruiría eventualmente. Tamir falleció y Altaïr cubrió la pluma con la sangre de Tamir antes de retirarse a la casa de asesinos.

Terminal del hospitalEditar

Altaïr: «¿De veras creéis que les ayudáis?»
Garnier: «No se trata de lo que creo. Se trata de lo que sé.»
— Últimas palabras de Garnier a Altaïr.[fte.]

Después de su segunda misión, Altaïr recuperó el derecho de usar su hoja corta y le dijeron que viajara a Acre, una ciudad que estaba en manos de los cruzados. Allí tuvo que matar a un médico llamado Garnier de Naplouse, el Gran Maestro del Caballeros Hospitalarios.

Altaïr viajó a la casa de Asesinos en Acre y le dijeron que buscara en el barrio pobre señales de su objetivo. Mientras el Asesino caminaba por las calles, supo que Garnier pronto abandonaría su estudio aislado para atender a sus pacientes. Después de esto, Altaïr también se enteró de que todos los hombres que residían en el hospital de Garnier fueron tomados contra su voluntad de Jerusalén, probablemente robados y transportados por un hombre llamado Talal.

Altaïr exploró la ubicación del hospital y regresó al Rafiq Jabal, revelando sus descubrimientos. El hombre comentó que a Altaïr le había ido bien y le dio al Asesino la pluma necesaria para su tarea.

AC 14

Altaïr observando a Garnier y al sujeto de prueba escapado desde la multitud.

Con la ayuda de algunos eruditos errantes, Altaïr se infiltró en la fortaleza a tiempo para presenciar un intento de escape de un paciente; el hombre salió corriendo del hospital, gritando pidiendo ayuda, pero pronto fue atrapado por los guardias de Garnier. Luego apareció Garnier y le habló amablemente al paciente, predicando cómo lo curaría. Sin embargo, el paciente no estaba convencido, gritando sobre los males cometidos por Garnier y sus hombres dentro del hospital.

Garnier se enfureció y abofeteó a su paciente, antes de ordenar a los guardias que lo enviaran a su celda. Cuando el hombre proclamó que simplemente escaparía nuevamente, Garnier ordenó a los guardias que rompieran ambas piernas del paciente. El acto se llevó a cabo, y la víctima de Garnier fue arrastrada gimiendo al hospital. Separándose del grupo de eruditos, Altaïr siguió a Garnier al hospital. Mientras el hombre completaba sus rondas, Altaïr se acercó y lo asesinó.

AC 17

Altaïr terminando con Garnier.

Garnier aceptó su muerte, pero expresó preocupación por sus "hijos". Altaïr estaba sorprendido y confundido por la preocupación de Garnier por los sujetos que había tomado en contra de su voluntad, aunque Garnier afirmó que no tenían voluntad propia, ya que la mayoría estaban locos o sufrían trastornos mentales. Garnier afirmó que él y los hospitalarios estaban tratando de salvar a estas personas, y profesó que solo los tomaron por su propio bien; Garnier agregó que había tenido éxito en sus esfuerzos, y señaló que sus propios guardias fueron pacientes mentales trastornados.

Altaïr preguntó si Garnier realmente creía que estaba ayudando a sus pacientes, y Garnier afirmó. Luego murió, y Altaïr escapó inmediatamente de los guardias que habían presenciado la muerte del médico. Regresó a la casa de asesinos y, después de pedirle orientación al Rafiq, regresó a Masyaf. Allí, expresó su confusión sobre Garnier a Al Mualim; el Maestro respondió que Garnier era engañoso y que Altaïr debía confiar en su intuición, en lugar de las palabras de un enemigo. También le explicó a Altaïr cómo un enemigo podía hacerse amigo si no era a través del soborno o la fuerza bruta: podían usar venenos, drogas, plantas y hierbas para controlar la mente de un enemigo.

La desaparición de un esclavistaEditar

Talal: «Pobres, putas, adictos, leprosos. ¿Te parece que serían buenos esclavos? No sirven ni para las tareas más humildes. No. Yo los recogí para así salvarlos. Tú en cambio matas, por la simple razón que te lo ordenan.»
Altaïr: «No. Tú vives de la guerra, solo eres un parásito.»
Talal: «Sí, eso es lo que piensa un ignorante como tú. No quieres comprender. Como ninguno de los tuyos. ¿No ves la ironía en todo esto? No, parece que aún no. Pero la verás.»
— Últimas palabras de Talal a Altaïr.[fte.]
AC1 Warehouse ambush

Talal insultando a Altaïr cuando sus hombres se acercan.

Después del asesinato de Garnier, Altaïr fue recompensado con cuchillos arrojadizos y recibió instrucciones de irse a Jerusalén gobernada por los sarracenos para asesinar al comerciante de esclavos Talal.

Al llegar a la casa de Asesinos de la ciudad, Altaïr fue severamente recibido por Malik Al-Sayf, el hombre que lo acompañó durante su misión en el Templo de Salomón. Altaïr salió rápidamente para buscar información en el barrio rico de Jerusalén sobre su objetivo, y se enteró de que los guardias de la ciudad hicieron la vista gorda ante la trata de esclavos de Talal. También descubrió que Talal transportaba a estos esclavos a Acre para Garnier de Naplouse.

Después de recibir la pluma de Malik, Altaïr partió hacia el almacén del esclavista. Cuando se infiltró en el edificio, las puertas se cerraron detrás de él y se encontró en una habitación llena de esclavos encarcelados. Entonces apareció una silueta en una ventana de arriba y Talal llamó a Altaïr, intentando razonar con él. Cuando esto falló, se burló del Asesino y le hizo señas para que entrara en un cuadrado de luz proyectada por una persiana abierta en el techo del almacén.

AC1 Talal Death

Altaïr asesinando a Talal.

Altaïr cumplió y los hombres de Talal lo rodearon. El Asesino luego exigió que Talal se revelara y luchara con honor, pero el esclavista ordenó a sus hombres que atacaran. El Asesino eliminó rápidamente a los atacantes, para sorpresa de Talal, y el hombre salió por el techo. Altaïr lo persiguió por las calles de Jerusalén, y después de una larga persecución pudo atrapar y matar a Talal.

Antes de morir, Talal exclamó que Dios lo había abandonado a él y a las personas que había capturado. Luego afirmó que no estaba quitando las vidas de los esclavos, sino salvándolos, liberándolos de las calles y mejorando su calidad de vida. Altaïr no estuvo de acuerdo con Talal, afirmando que se había beneficiado de las Cruzadas y las vidas rotas de sus cautivos. Talal respondió que Altaïr era ignorante y aún no veía la ironía en la situación. Cuando Talal tomó su último aliento, Altaïr untó la pluma con su sangre y regresó a la oficina, donde fue criticado por Malik por despertar a toda la ciudad y no ser sutil en su tarea.

Al regresar a Masyaf, Altaïr expresó su confusión ante la elección de soldados de Talal: mendigos, putas, adictos, leprosos, los restos de la sociedad. Al Mualim explicó que una persona rota podría ser reconstruida, convirtiéndola en un soldado que sería fervientemente leal a su salvador.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Stream the best stories.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Get Disney+