FANDOM


Eraicon-Odyssey

Barnabás fue un capitán naval griego activo durante la Guerra del Peloponeso. Como capitán de la Adrastea, se convirtió en un compañero vital para la misthios Kassandra.

En su juventud, Barnabás fue un soldado antes de recurrir a los envíos comerciales para ganarse la vida. En esta capacidad, desarrolló una red de contactos en toda Grecia, incluidos líderes locales y mercenarios, que se convirtieron en una fuente principal de información para Kassandra. Al ofrecer su nave y su tripulación a la mercenaria espartana, para que pudieran abandonar Cefalonia, los dos se hicieron amigos.

Barnabás también era el esposo de Leda de Ítaca, con quien tuvo una hija, también llamada Leda.

BiografíaEditar

Vida tempranaEditar

Barnabás nació en un olivar en la isla de Miconos. Más tarde, él y sus hermanos se unieron al ejército ateniense, sirviendo como capitanes en la armada ateniense.

En algún momento, Barnabás conoció a Leda, una nativa de la isla griega de Ítaca, y se enamoraron y finalmente se casaron. También navegaban juntos regularmente.

Una noche durante un asedio, la flota de Barnabás fue destruida durante una tormenta. Durante el mismo incidente, Barnabás afirmó haberse encontrado cara a cara con la "mascota asesina" de Poseidón, y perdió el ojo por ello. Cuando su barco naufragó, Leda acordonó los restos y juntos ella y Barnabás remaron hasta la orilla.

Sin embargo, los dos fueron separados. Más tarde, Barnabás dejó la marina y se convirtió en un marinero por derecho propio, llegando a ser el capitán de su propio barco, el Adrastea.

Conociendo a KassandraEditar

The Big Break - Cyclops torturing Barnabas - Assassins Creed Odyssey

Barnabás siendo torturado por el Cíclope

En el 431 AEC, Barnabás visitó la isla de Cefalonia y atracó en la ciudad de Sami. Mientras exploraba la isla, se encontró con el Cíclope de Cefalonia y le contó una historia que había escuchado durante su último viaje. Cuando Barnabás mencionó las palabras "monstruo tuerto", fue secuestrado por el Cíclope y llevado a la bahía de Clepto, sin saber que las palabras se consideraban sensibles para el Cíclope.

Cíclope sumergió repetidamente la cabeza de Barnabás en una tina de agua, y solo se detuvo después de que se enfrentó a la misthios Kassandra. Ella eliminó al Cíclope y a sus hombres, llevando a Barnabás a un lugar seguro fuera de la bahía. Después de presentarse y contar sus historias, Barnabás acordó prestar sus servicios y navegar con Kassandra, que necesitaba un barco para viajar a Megaris. Barnabás le informó a Kassandra que se reuniría con él en Sami cuando estuviera lista para partir.

Cuando partieron de Sami, Kassandra le dijo a Barnabás que zarpara hacia Megaris, ya que tenía un contrato con Elpenor para eliminar al Lobo de Esparta. Cuando Barnabás mencionó que el Lobo era Nikolaos, Kassandra reveló que Nikolaos era su padre.

Desenmascarando a las serpientesEditar

Onwards to Phokis - Assassins Creed Odyssey

Barnabás y Kassandra se preparan para viajar a Fócida

Después de que Kassandra se enfrentó a su padre, ella regresó con Barnabás para discutir lo que él le había dicho, a saber, que su madre todavía estaba viva y que tuviera cuidado con las "serpientes en la hierba". Barnabás le aconsejó que buscara al Oráculo de Delfos, ya que de todos modos se dirigían a Fócida para informar a Elpenor. Le advirtió que hiciera preparativos adicionales, ya que las palabras de Nikolaos la habían puesto en guardia.

Después de que su reunión con Elpenor se volvió hostil, Kassandra se reunió con Barnabás fuera del Templo de Apolo, donde le presentó a Heródoto, a quien ya había divulgado una gran cantidad de información sobre la propia Kassandra, incluida su lanza. Ella lo amonestó por ser tan confiado con extraños, después de lo cual todos discutieron sobre la pregunta que Heródoto le hizo a la Pitia sobre cómo terminar la guerra. Kassandra reconoció su respuesta, "La primavera no debería desear el invierno, ya que trae la muerte", como una amenaza, a lo que Barnabás simplemente respondió que estuvo en Cefalonia durante demasiado tiempo. Discutieron sobre la larga fila que conducía para ver a la Pitia, a lo que Barnabás sugirió que Kassandra simplemente entrara, preguntando retóricamente quién la detendría. Kassandra estuvo de acuerdo y entro dentro del templo.

Después de que Kassandra investigara más sobre el Culto de Kosmos, se reunió con Heródoto en el León de Leonidas en las Puertas Calientes de las Termópilas en Malis, para probar su teoría sobre la Lanza de Leonidas. Posteriormente, Barnabás dio la bienvenida a Heródoto a bordo del Adrastea como compañero de viaje. Le revelaron a Barnabás que el Culto estaba controlando las palabras de Pitia y, a través de ella, el mundo griego, que sacudió al piadoso marinero hasta su núcleo. Sin embargo, se jactó de la grandeza de Kassandra y expresó su creencia de que traerían la "ira de los dioses" sobre el Culto. Ordenó que el barco siguiera a Andros y luego a Atenas para continuar su investigación.

Odisea a través del mar EgeoEditar

Después de que Kassandra asistió al simposio en Atenas, Barnabás regularmente compartió consejo con ella mientras navegaban hacia Argolis, Corintia y Ceos, los lugares que le dieron como las mejores pistas potenciales sobre el paradero de su madre. Ella compartió lo que había aprendido en cada región, y también explicó la naturaleza de las actividades del Culto. Cada vez, Barnabás reafirmaría su confianza en las habilidades de Kassandra.

Su asociación los llevó a todas las islas del mar Egeo, especialmente a Naxos a raíz de la plaga de Atenas de el 429 AEC, donde Kassandra finalmente se enteró de que su madre había establecido su residencia. Mientras navegaban hacia la isla, Barnabás sintió su nerviosismo y le aseguró a Kassandra que cualquier madre estaría orgullosa de tener a una hija tan valiente y leal como ella.

Después de su reunión, Kassandra informó a Barnabás que incluso Esparta había caído en manos del Culto, mientras navegaban hacia Paros para socavar su campaña contra Mirrina y Naxos. Barnabás prometió navegar con ella a Esparta una vez que Naxos estuviera seguro.

Con Naxos seguro, Kassandra finalmente navegó hacia el puerto de la aldea de Gitión en Laconia para reunirse con su madre en tierra espartana por primera vez en casi dos décadas. La bahía le resultaba familiar a Kassandra, y Barnabás comentó que "un pájaro puede volar lejos por temporadas, pero siempre reconocerá su nido cuando regrese". Kassandra dudaba que fuera bienvenida allí, pero Barnabás respondió "cuando sea el momento adecuado, siempre nos vamos a casa". Kassandra preguntó dónde estaba el hogar para él, una historia que eligió guardar para otro día.

Juegos olímpicosEditar

Alrededor del 428 AEC, Kassandra regresó a Esparta, donde Pausanias, uno de los dos reyes de Esparta, le encargó a Kassandra que escoltara al campeón espartano Testikles a los Juegos Olímpicos en Elis, para demostrar su lealtad a Esparta y redimir a su familia a los ojos de los dioses. Durante el viaje Barnabás elogió la actuación de Testikles en juegos anteriores. Desafortunadamente, el campeón murió poco después de desembarcar en Cilene, después de tropezar borracho en los muelles y cayendo en las fauces de un tiburón cercano, y por recomendación de Alcibíades, Kassandra se convirtió en la representante de Esparta en los Juegos Olímpicos en su lugar.

Una vez que llegaron al Santuario de Olimpia, Barnabás estuvo más que feliz de darle a Kassandra un recorrido por la ciudad, mientras le contaba sobre la historia de los Juegos y las tradiciones asociadas con ella.

Durante los Juegos Olímpicos, Alcibíades participó con varios otros en una celebración habitual organizada por sus viejos amigos y jueces olímpicos Calias y Demófanes. Poco después, cayó enfermo, y mientras Barnabás lo cuidaba, Kassandra investigó y encontró a los otros participantes muertos, salvo por Kallias. Siguió pistas al comerciante Príamo, quien la condujo al antídoto, que salvó la vida de Alcibíades.

Rebelión de MiconosEditar

ACOD Trouble in Paradise 1

Barnabás y Kassandra en Miconos

Kassandra recibió una misiva de Kira, una rebelde en la isla de Miconos, pidiéndole ayuda en su rebelión contra Podarces, líder de las islas de Delos y los atenienses que lo respaldaron. Barnabás indicó que era miembro del Culto de Kosmos, lo que impulsó a Kassandra hacia las islas. Al llegar a Miconos, Barnabás le explicó la historia mítica de las islas de Delos y Miconos, y también le advirtió sobre la crueldad del propio Podarces.

Después de que Podarces fuera derrocado, Barnabás se unió a la fiesta por la libertad, junto con Iola, una mujer que había conocido antes en el templo de Apolo en Delos.

Retornando a AtenasEditar

Después de que se restableció el derecho de nacimiento espartano de Kassandra, navegó a la Batalla de Pilos, donde luchó brevemente contra su hermano Deimos. Quedando inconscientes por la caída de un árbol, Kassandra fue capturada, llevada de regreso a Atenas y encarcelada, donde Cleón se burló de ella. Barnabás irrumpió en la prisión armado con solo una pala y Sócrates a su lado en un esfuerzo por liberarla, solo para descubrir que Kassandra ya había derrotado a los guardias que Cleón dejó atrás para matarla. Los dos hombres le devolvieron rápidamente su equipo y le ordenaron que se reuniera con el Círculo de Pericles en la residencia de Pericles, donde Kassandra pretendía socavar la popularidad de Cleón entre la gente y, por lo tanto, su autoridad.

Cena en EspartaEditar

Con Cleón muerto en la Batalla de Anfípolis, el Culto de Kosmos fue derrotado, Kassandra se sentó a comer en la casa de su infancia. Luego, Barnabás se unió a ella en la colina que domina la ciudad y discutió el resultado de su odisea. Él comentó que dondequiera que sus aventuras la llevaran a continuación, él y la tripulación del Adrastea estarían allí con ella.

Aventura a la AtlántidaEditar

Alrededor del 424 AEC, Barnabás y Heródoto acompañaron a Kassandra cuando ella fue a reunirse con Teras para encontrarse con su padre biológico, aunque él permaneció en la Adrastea. Cuando regresó y les dijo que su padre no era otro que el famoso Pitágoras, Heródoto se sorprendió. Después de que Kassandra reunió los cuatro artefactos de la Atlántida y selló la antigua ciudad, hizo que Barnabás y Heródoto prometieran nunca decirle a nadie sobre el lugar, lo que acordaron.

Legado de la primera HojaEditar

Entre el 429 y 422 AEC, Barnabás viajó con Kassandra a Macedonia para cumplir un trabajo ayudando a alguien a mudarse. Poco después de su llegada, Kassandra vio a un hombre en llamas y determinó que fuera más digno de su atención, dejando a Barnabás con el barco mientras viajaba hacia el interior. En el pueblo más allá del puerto de Potidaia, se encontró confrontanda a la Orden de los Antiguos, que había incendiado el pueblo. Ella los derrotó, y en el proceso se encontró con Natakas.

Después de encontrarse con el padre de Natakas, Darío, y formar una alianza con los dos persas contra la Orden de los Cazadores, consultó con Barnabás. Ella le contó las afirmaciones de Darío, a saber, que él asesinó a Jerjes I de Persia, y que la Orden había venido a Macedonia para cazarla a ella y a aquellos como ella. Barnabás expresó su situación simplemente, preguntando si creía en Darío y confiaba en él. Independientemente de su respuesta, él le aconsejó que regresara con los persas para saber qué estaba pasando realmente, ya que Kassandra notó que Darío definitivamente estaba ocultando algo. Él le pidió que tuviera cuidado, a lo que ella bromeó que ella sería tan cuidadosa como siempre lo fue, para disgusto de Barnabás.

Después de que la Orden de los Cazadores fue derrotado, Kassandra y los persas se separaron, aunque Darío finalmente la llamó después de que él y Natakas se hubieran quedado varados en Acaya junto con varios otros pasajeros debido a un bloqueo naval establecido por la Orden de los Cazadores. Kassandra se reunió con ellos y comenzaron a debilitar las fuerzas del bloqueo, incluida la adquisición de planes para el Aliento de Quimera, un lanzallamas montado en un barco capaz de causar daños devastadores en las batallas navales. Barnabás se haría responsable de descifrar los planos y hacer el arma digna para que la Adrastea la manejará.

Kassandra, Natakas, Darío y su aliado local Kleta iniciaron su plan para liberar a los varados de Acaya. Mientras observaban el primer grupo de pasajeros zarpar, Barnabás corrió para alertarlos sobre una flota masiva dirigida por la propia Tempestad. Kassandra ordenó que el Adrastea estuviera lista para la batalla, prometiendo destruir todos los barcos de la flota.

En el mar, Barnabás había dado los últimos toques a la instalación del Aliento de Quimera, preparándolo para su uso en el momento en que más se necesitaba. Con el lanzallamas a su disposición, Kassandra atravesó la flota de la Tempestad, incluida su nave insignia, la Skylla. Barnabás apenas pudo contener su entusiasmo e incluso fue tan lejos como para declarar a Kassandra "Prometeo" por su domesticación del fuego.

Después de que había pasado mucho tiempo y Kassandra finalmente se estableció para formar una familia con Natakas y Darío, se encontraron una vez más en la punta de la espada de la Orden. Su asalto devastó su pueblo natal de Dyme, Natakas fue asesinado, y su hijo y Elpidios de Kassandra fueron secuestrados por la Orden. Darío abandonó a Kassandra para perseguir a la Orden por sí mismo, y Barnabás finalmente llegó para dar sus condolencias a su capitana y amigo. Había deducido que las armas de asedio utilizadas por la Orden solo podían haber sido producidas en Mesenia, proporcionando a Kassandra una pista vital para perseguir a la Orden ella misma y reducir su ira sobre ellos.

Personalidad y característicasEditar

Barnabás creía firmemente en los dioses griegos y las viejas leyendas de héroes y bestias míticas, así como en que el destino de todos estaba predeterminado por los dioses. También creía que la Pitia nunca podría ser controlada por nadie más que por los dioses y se sorprendió ante la revelación de que cualquiera podía hacerlo. También respetó el papel de Kassandra, creyendo que los dioses la pusieron en esto. También tiene la costumbre de señalar la información mítica de ciertas áreas como Maratón. Barnabás también era un hombre amable y alegre, ya que casi nunca se quejaba en un estado completamente tranquilo.

Vida románticaEditar

Se sabe que Barnabás cortejó al menos a tres mujeres durante su vida. En algún momento a principios de los años 400 AEC, Barnabás se casó con una mujer llamada Leda de Ítaca. Sin embargo, fueron separados, y él la perdió de vista. También, sin saberlo, tuvo un hijo con Leda, también llamada Leda, con quien se volvió a contactar casi treinta años después.

Alrededor del 428 AEC, Barnabás se encariñó con una mujer naxiana viuda, Potina, durante los meses que Kassandra y su madre se reconectaron. Barnabás incluso permitió que Potina le tatuara la espalda y le trenzara el cabello. Como regalo de despedida y como muestra de su breve amor, Potina le dio a Barnabás un medallón, anteriormente propiedad de su esposo. Barnabás llamó al medallón "un pedazo de la sabiduría de Pitágoras". Mientras que los dos disfrutaban de la compañía del otro, el estilo de vida marinero de Barnabás los separó.

Algún tiempo después, durante los últimos años del 420 AEC, Bernabé se encontró con Iola en el Santuario de Apolo, en la isla de Delos, y según ellos, fue "amor a primera vista". Más tarde, celebraron juntos la liberación de las islas. Iola también comenzó a llamar a Barnabás por su nombre de mascota "Barney". Kassandra luego le ofreció a Iola unirse a su tripulación, e Iola aceptó. Cuando Barnabás conoció a su hija, él le habló de Iola y de querer presentarla.

GaleríaEditar

Apariciones Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+