Eraicon-Valhalla.png



El Bifröst guiando a Asgard

Asgard (en nórdico antiguo, Ásgarðr) es un mundo perteneciente a la mitología nórdica, lugar de residencia de los dioses Aesir. El reino estaba gobernado por Odín, el padre de todos, y en él habitaban dioses tanto aesir (Tyr o Thor) como Vanir (Freya). Sin embargo, algunos seres mitológicos como Fenrir o los jotnar tenían prohibida la entrada al reino.[1] En Asgard se encuentra además el Valhalla, un majestuoso salón al que la mitad de los caídos en batalla eran llevados por las valquirias para beber y luchar por el resto de la eternidad hasta que ocurriera el Ragnarök.[2]

En realidad, Asgard fue una ciudad Isu que, como la mayoría de estructuras y personas de la especie, fue exterminada con los sucesos de la catástrofe de Toba. La vikinga Eivor, debido a que era una de las reencarnaciones de Odín, pudo ver una representación de lo sucedido mediante unas pociones elaboradas por Valka.[1]

Historia

Odín gobernaba el reino con relativa tranquilidad, haciendo frente a los habituales ataques por parte de los jotnar con la ayuda de los demás Isu como Thor, Loki, Freyja y Tyr. Sin embargo, a Odín le atormentaban las predicciones que las nornas habían hecho de su futuro, pronosticándole que moriría en el Ragnarök al enfrentarse a un lobo. Esto hizo que Odín se volviera paranoico y tratara de buscar la manera de evitar tanto su destino como el de Asgard.[3]

Esta ansia por frenar la profecía le hizo caer en los engaños de El Constructor, un jotnar que prometió a Odín construir una torre con el fin de proteger todo Asgard de sus enemigos.[3] Así, Odín bajó al pozo de Urd para coger agua para que El Constructor pudiera construir su torre. En el pozo, una cría de lobo apareció y Odín trato de atravesarle con una flecha, pero Tyr le frenó, pues no se podía matar seres vivos en el pozo.[4] Tyr se hizo cargo del lobo mientras Odín seguía negociando con El Constructor, que había revelado que a cambio de la torre quería casarse con Freyja.[5]

El lobo creció a un ritmo descontrolado, hasta tal punto que Odín tuvo poco después que hacerle frente en una explanada de Asgard. Cuándo Odín fue a propinar el golpe final, Loki apareció, afirmando que el lobo era su hijo y que no lo matara. Odín se enfureció, pero dejó vivir al lobo a cambio de que Tyr lo encerrara y se encargara de cuidarlo.[6] Para mantener al lobo llamado Fenrir a raya, Odín le hizo forjar al enano Ivaldi una soga que ni el lobo pudiera romper.[7][8][9]

Poco después, los dioses trataron de engañar a El Constructor haciendo que Loki se transformara en Freyja, pero el engaño salió mal. Finalmente, Odín pidió a los demás dioses que se marcharan y forzó a El Constructor a terminar la torre. Sin embargo, El Constructor le había engañado y había construido la torre para tenderle una trampa a Odín y asesinarle. Odín fue capaz de derrotar a El Constructor, pero el problema de la incapacidad de defenderse ante el Ragnarök seguía presente. Por ello, Odín decidió viajar hasta Jötunheim con la esperanza de poder encontrar un método para frenar la devastación total.[10]

Base de datos

Asgard, hogar del amplio panteón de dioses nórdicos, es un paraíso vikingo donde la guerra es un modo de vida y de muerte. Allí se encuentra el Valhalla, el salón de los caídos de Odín, donde los campeones festejan y participan en sangrientos espectáculos deportivos mientras esperan ese último día en el que tendrán que combatir en el Ragnarok, la batalla que supondrá el fin del mundo tal y como lo conocen.

Curiosidades

  • Teniendo en cuenta que la cámara Yggdrasil está ubicada en la región noruega de Hordaland, probablemente Asgard también estuviera situada en los alrededores de la región.

Galería

Apariciones

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.