FANDOM


Eraicon-MemoriesACEraicon-AC1

Asesinato fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

DescripciónEditar

Altaïr se dirigió a los muelles y vio los efectos de la paranoia de Sibrand, mientras el hombre derribaba a un erudito y lo consideraba un Asesino. Altaïr se dirigió a bordo de la nave personal de Sibrand y lo asesinó.

Editar

Altaïr podría entrar en la cámara de Jabal antes de salir.

  • Jabal: ¿Qué te atormenta, amigo?
  • Altaïr: Necesito descansar un instante.
  • Jabal: Entiendo. mejor será que te prepares para la tarea que te espera. Sospecho, que no será fácil.
    No sé mucho de Sibrand. Pero solo puedo asumir que esta tarea no será fácil. La ciudad recela de nosotros... Y de ti, amigo mio.
    Altaïr, no va a ser una tarea fácil pero aún así hay que hacerla, lo sabes.
    Al Mualim está orgulloso de ti, y te has ganado mi confianza. Confío en que tendrás éxito.
    Si todo está preparado deberías dirigirte hacia los muelles. Cuanto más tardes, más difícil será.

Altaïr entró en los muelles, y presenció a Sibrand acosando a un erudito.

  • Erudito: Os equivocáis, Maestre Sibrand. ¡Jamás me atrevería a iniciar la violencia contra nadie, y mucho menos contra vos!
  • Sibrand: ¡Eso decís! ¡Pero nadie ha salido en vuestra defensa! ¿Qué debería pensar?
  • Erudito: Y-yo llevo una vida sencilla, mi señor, como cualquier sacerdote, no nos gusta llamar la atención sobre nosotros.
  • Sibrand: Tal vez. ¡O tal vez nadie os conoce porque no sois un hombre de Dios, sino un Asesino!

Sibrand empujó al erudito hasta el suelo.

  • Erudito: ¡Nunca!
  • Sibrand: ¡Lleváis la misma ropa!
  • Erudito: ¡Si ellos se cubren como nosotros, es solo para inspirar incertidumbre y miedo, no os dejéis engañar!
  • Sibrand: ¡¿Estáis llamándome cobarde?! ¡¿Desafiando mi autoridad?! ¡¿Es que acaso pretendéis volver a mis propios caballeros en mi contra?!
  • Erudito: ¡No, no, no, no! ¡Y-yo no entiendo por qué me estáis haciendo esto! ¡No he hecho nada malo!

Sibrand se echó a reír.

  • Sibrand: Es curioso que digáis eso porque... yo no recuerdo haberos acusado de ninguna fechoría. ¡¿Son acaso los remordimientos lo que os impulsan a confesar?!

Él empujó al erudito una vez más.

AC Sibrand 1

Sibrand acosando a un erudito.

  • Erudito: ¡No tengo nada que confesar!
  • Sibrand: Oh, desafiante hasta el final.
  • Erudito: ¿Qué queréis decir?
  • Sibrand: Guillermo y Garnier se confiaron demasiado, y pagaron por ello con sus vidas. ¡No cometeré el mismo error! ¡Si en verdad sois un hombre de Dios, sin duda el creador os protegerá! ¡Y él detendrá mi mano!
  • Erudito: ¡Estáis loco! ¿Es que ninguno de vosotros impedirá esta sinrazón? ¡Está emponzoñado por su propio miedo, y por ello ve enemigos donde no existen!

Sibrand sacó su espada.

  • Sibrand: Veo que la gente comparte mi preocupación. ¡Lo que hago, lo hago por Acre!

Sibrand entonces cortó al erudito, matándolo.

  • Sibrand: Manteneos alerta. Informad de cualquier actividad sospechosa a la guardia. Dudo que hayamos visto al último Asesino. ¡Malditos bastardos! ¡Ahora volved al trabajo!

Sibrand luego se retiró a su nave personal, gritando desde la cubierta.

  • Sibrand: ¡Bien! ¡Si nadie quiere mover un dedo en defensa de vuestro Maestre, yo mismo me encargaré de ese maldito infiel!

Él disparó ciegamente flechas de su nave, lo que lo distrajo, permitiendo a Altaïr moverse a bordo y asesinarlo.

  • Sibrand: Por favor, no lo hagas.
  • Altaïr: ¿Tenéis miedo?
  • Sibrand: ¡Claro que tengo miedo!
  • Altaïr: Pero ahora estaréis a salvo. En los brazos de vuestro Dios.
  • Sibrand: ¿No te han enseñado nada mis hermanos? Sé lo que me aguarda, como a todos.
  • Altaïr: ¿Si no es Dios, qué os aguarda?
  • Sibrand: Nada. No hay nada. Eso es lo que temo.
  • Altaïr: Vos no creéis.
  • Sibrand: ¿Cómo puedo creer después de lo que sé? ¡De lo que he visto? Nuestro tesoro es la prueba.
  • Altaïr: ¿Prueba de qué?
  • Sibrand: ¡Esta vida es todo lo que hay!
  • Altaïr: Pues quedaos en ella un poco más, y contadme vuestra parte en el plan.
  • Sibrand: Un bloqueo marítimo, para evitar que los necios de los reyes cristianos enviarán refuerzos. Cuando... hubiéramos...
  • Altaïr: ¿Conquistado Tierra Santa?
  • Sibrand: ¡Liberado, estúpido! De la tiranía de la fe.
  • Altaïr: ¡¿Liberado?! ¡Habéis destruido ciudades, y controlado sus almas, habéis matado a cuantos se oponían!
  • Sibrand: Solo obedecía ordenes, creía en mi causa. Igual que tú.

En cambio, si Sibrand se percata de Altaïr, este huiría iniciando una persecución por el puerto y el barrio medio en la que diría algunas frases.

  • Sibrand: ¡Guardias! ¡Detenedle! ¡Detened al Asesino!
    ¡Guardias! ¡Detenedle! ¡Detenedle!
    ¡Guardias! ¡Matad al Asesino! ¡Matadle!
    No... No le daré a Al Mualim esa satisfacción.
    Maldito seas Asesino, ¡nunca me atraparás!
    ¡No! ¡No me atraparás! ¿Me oyes? ¡Jamas!
    ¡Maldito seas, Asesino!
    ¡Maldito seas, Asesino! ¿Por qué no me dejas en paz?
Sibrand Assassination 6

Altaïr presentando una pluma manchada de sangre a Jabal.

Altaïr escapó del puerto y regresó a la casa.

  • Jabal: ¡Altaïr! Has organizado un buen revuelo.
  • Altaïr: He hecho lo que se me pido. Acabar con la vida de Sibrand.
  • Jabal: Ciertamente, lo has hecho. Deberías cabalgar a Masyaf e informar a Al Mualim de tu éxito.
  • Altaïr: Sí... Debería volver y hablar con él... De esta y otras cosas.
  • Jabal: ¿Va todo bien, amigo mio? Te veo... distante.
  • Altaïr: No es nada, Rafiq. Demasiadas cosas en la cabeza.
  • Jabal: Cuéntamelas. Deja que te ayude.
  • Altaïr: Antes debo encontrarles sentido, pero... gracias por tu ofrecimiento.
  • Jabal: Se trata de los hombres a los que matas. Sientes... algo por ellos.
  • Altaïr: ¿Cómo?
  • Jabal: Ah, amigo, nadie espera que disfrutes de estas misiones. Culpa, dudas, simpatía. Todo eso es comprensible.
  • Altaïr: ¿No debería tener esas emociones?
  • Jabal: ¡Debes aceptarlas! Ellas te hacen humano.
  • Altaïr: ¿Y si me equivoco? ¿Si esos hombres no merecían morir? ¿Y si estaban confundidos? O descarriados, quizás, pero de intención pura.
  • Jabal: Yo sólo soy un Rafiq. Eso está más allá de mi entendimiento. Quizá Al Mualim te ayude a comprenderlas.
  • Altaïr: Sí, tal vez. Gracias, Rafiq.
  • Jabal: Es un placer ayudar a alguien con tanto talento como tú.

Antes de irse de la ciudad, Altaïr entraría en la cámara de Jabal.

  • Jabal: ¿Va todo bien, amigo? Creía que estarías ya de camino a Masyaf.
  • Altaïr: La última vez que estuve aquí olvidé algo. Ya me voy.
  • Jabal: Que tu viaje sea rápido y seguro, hermano. Al Mualim te espera.
    Estoy seguro de que Al Mualim querrá verte de inmediato. Debes regresar a Masyaf, si estás listo.
    Amigo, tienes que volver con Al Mualim para llevar noticias de Sibrand.
    Vamos, Altaïr. Masyaf y Al Mualim esperan tu regreso. Ve a contarles lo de Sibrand, seguro que todos se alegran.
    Lo has hecho bien, hermano. Informa a Al Mualim de lo de Sibrand. Seguro que estará tan orgulloso como yo.
    Dudo que encuentres algo que hacer en Acre, amigo. Tras eliminar a Garnier, Guillermo y Sibrand; la ciudad estará en paz. Deberías llevarle esa información a Al Mualim.

Altaïr dejó entonces la casa y regresó a Masyaf.

  • Al Mualim: Bienvenido a casa, hijo. Cuéntame.
  • Altaïr: He tachado otro nombre de la lista.
  • Al Mualim: Con eso ya casi has terminado tu trabajo, y has recuperado tu rango.
  • Altaïr: Puedo hacer una pregunta, Maestro?
  • Al Mualim: Hazla y te responderé.
  • Altaïr: ¿Por qué esos hombres? Jubair y Sibrand.
  • Al Mualim: ¿Ah, no lo ves? Ellos preparan el camino. Y se aseguran de eliminar posibles amenazas, tanto viejas como nuevas.
  • Altaïr: Debilitarlos debilita a nuestro enemigo. Supongo que tiene lógica.
  • Al Mualim: Si ellos hubieran seguido con su trabajo, el nuestro habría sido en vano.
  • Altaïr: No entiendo. Les inflingimos un gran daño.
  • Al Mualim: Les hemos cortado los brazos, sí. Pero nos enfrentamos a una hidra, cuyos miembros cercenados vuelven a crecer.
  • Altaïr: Pues cortemos su cabeza y acabemos de una vez.
  • Al Mualim: 'Pronto, pronto. Falta poco. Ya solo un hombre se interpone entre nosotros y la meta final.
  • Altaïr: Volveré a mi trabajo. Cuanto antes acabe con ese hombre, antes me enfrentaré a nuestro verdadero enemigo.
Sibrand Assassination 7

Altaïr hablando con Al Mualim.

  • Al Mualim: Antes de irte, yo también tengo una pregunta.
  • Altaïr: Pues hazla.
  • Al Mualim: ¿En qué creemos?
  • Altaïr: Solo en nosotros mismo. Vemos el mundo como es de verdad, y esperamos que algún día todos los hombres lo vean.
  • Al Mualim: Y dime, ¿qué es el mundo?
  • Altaïr: 'Una ilusión. Podemos someternos a ella, como casi todos, o trascenderla.
  • Al Mualim: ¿Qué es trascender?
  • Altaïr: Reconocer que nada es verdad y que todo está permitido. Que las leyes no nacen de Dios, sino de la razón. Ahora he comprendido que nuestro credo no nos ordena ser libres. Nos ordena ser sabios.
  • Al Mualim: ¿Entiendes por qué los templarios son un peligro?
  • Altaïr: Nosotros luchamos contra la ilusión, y ellos la usan para mandar.
  • Al Mualim: Sí. Y para crear un mundo a su propia imagen y semejanza. Por eso te envié para robar su tesoro. Por eso lo tengo escondido. Por eso los estás matando. Mientras sobreviva uno solo, también sobrevivirá su plan de crear un nuevo orden mundial. Coge tu equipo, busca al último hombre. Cuando muera, Roberto de Sable será por fin vulnerable.
  • Altaïr: Así lo haré.
  • Al Mualim: Que la paz sea contigo, Altaïr.

Altaïr regresaría a la casa de Asesinos en Acre.

  • Jabal: ¡Altaïr! ¿Qué te trae por Acre? Me temo que no tengo nada para ti.
    Acre está en paz, amigo mio. Lo has hecho muy bien.
    Te agradezco la visita, amigo. Pero en Acre no hay nada para ti. Y dudo que vuelva a haberlo alguna vez.
    Deberías hablar con el Rafiq de Damasco o el de Jerusalén. Puede que ellos sí te necesiten.
    Es un gran honor haber servido a tú lado.

ResultadoEditar

Altaïr asesinó a Sibrand y regresó a Masyaf para informar sobre su progreso.

GaleríaEditar

CuriosidadesEditar

  • Podría aparecer una falla en la cual Sibrand no estaría usando su casco mientras él estaba en el bote.

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+