FANDOM


Eraicon-MemoriesACEraicon-AC1

Asesinato fue una representación virtual de una de las memorias genéticas de Altaïr Ibn-La'Ahad, revivida por Desmond Miles en 2012 a través del Animus.

DescripciónEditar

Altaïr entró en la Fortaleza de los hospitalarios, donde fue testigo de un paciente escapado que gritaba sobre los crueles experimentos a la multitud reunida ante Garnier de Naplouse. Después de que terminó la conmoción, el Asesino entró en el espacio de trabajo personal de Garnier dentro de la fortaleza y lo asesinó.

Editar

Altaïr podría entrar en la cámara de Jabal antes de salir.

  • Jabal: ¿Algo nuevo, Altaïr?
  • Altaïr: Solo preciso descansar un poco.
  • Jabal: Debes darte prisa. No hagas esperar a Al Mualim, amigo.
    Al Mualim te ha elegido entre muchos para esta misión. No hagas que se arrepienta.
    Altaïr, ya sabes lo que hay que hacer. Debes seguir la misión.
    Con la información que has recopilado, ya nada impide que cumplas con tu tarea. ¿Por qué sigues aquí?
    Hermano, sigue con tu trabajo. Ve a por Garnier y acaba con su vida.
    Estás perdiendo el tiempo. Tienes trabajo que hacer. Debes acabarlo.

Altaïr entró en la fortaleza de los hospitalarios, cuando de repente uno de los pacientes de Garnier entró corriendo por los pasillos, perseguido por dos guardias.

AC 14

Altaïr observando a Garnier y al paciente escapado.

  • Paciente 1: ¡No, no! ¡Socorro! ¡Ayudadme, por favor! ¡Auxiliadme!

Finalmente, lo sometieron cerca de la entrada principal, cuando Garnier salió a investigar la conmoción.

  • Garnier: ¡Basta, muchacho! ¡Te he pedido que calmes al paciente, no que lo mates! Calma, calma. Todo va a salir bien.
  • Paciente 1: ¡No!
  • Garnier: Dame la mano.
  • Paciente 1: ¡No me toques! ¡Atrás!
  • Garnier: Olvida tu temor. Si no, no podre ayudarte.
  • Paciente 1: ¿Ayudarme? ¿Como ayudas a los demás? ¡Les robas el alma! ¡O sí! ¡Lo he visto! ¡Pero la mía! ¡No! ¡No robaras la mía!

Garnier entonces abofeteó al paciente para silenciarlo.

  • Garnier: ¡Vamos, contrólate! ¿Crees que esto me produce placer? ¿Crees que me gusta hacerte daño? Tú no me dejas otra opción.

El paciente pudo liberarse momentáneamente de uno de los guardias y se dirigió a la multitud que lo rodeaba.

  • Paciente 1: ¡Sus palabras amables, esconden su mano cruel! ¡Todo mentiras y engaños! ¡No estará satisfecho hasta que todos se inclinen ante él!
  • Garnier: No deberías haber hecho eso. ¡Llevadlo a su habitación!Volveré con él cuando atienda a los demás.
  • Paciente 1: ¡No podéis retenerme! ¡Me volveré a escapar!
  • Garnier: No. No lo harás. Rompedle las dos piernas.

Otro guardia se acercó al paciente y pisó con fuerza sus rodillas, rompiéndole las dos piernas. El paciente fue arrastrado de nuevo a la fortaleza.

  • Garnier: Lo siento mucho, hijo. ¿Es que no tenéis nada mejor que hacer?

Cuando la multitud se dispersó, Altaïr se infiltró en el espacio de trabajo de Garnier y lo observo mientras hablaba con sus pacientes.

  • Garnier: ¿Cómo te encuentras?.
  • Paciente 2: ¿Qué me has hecho? ¡Dime!
  • Garnier: Ah, sí, el dolor. Al principio es duro, no te mentiré. Es un pequeño precio, que acabarás aceptando.
  • Paciente 2: ¡Eres... Un... Monstruo!
  • Garnier: ¡Me han llamado cosas peores!
  • Garnier: Dicen que ya puedes andar. ¡Impresionante!
  • Paciente 3: Hace... Tanto tiempo... Casi... Lo había... Olvidado.
  • Garnier: ¡Asombroso!
  • Paciente 3: N... No entiendo. ¿Por qué me habéis ayudado?
  • Garnier: Porque nadie más podía hacerlo.
  • Garnier: ¡Se mueve!
  • Paciente 4: ¿Cómo? ¿Cómo lo has hecho?
  • Garnier: ¡Tengo mis trucos! ¿Ha pasado lo peor?
  • Paciente 4: Estoy cansado...
  • Garnier: Pues reposa, hijo.

Eventualmente, Garnier iría hasta donde se encontraba el paciente al que habían roto las piernas.

  • Paciente 1: ¡Mis piernas! ¡Bastardo! ¡Me has roto las piernas!
  • Garnier: ¡Por tu propio bien! ¡Querías escapar! ¿Adónde?
  • Paciente 1: ¡Apártate de mí!
  • Garnier: Un día nos reiremos juntos al recordar esto.
  • Paciente 1: Te mataré.
  • Garnier: Lo dudo mucho.
  • Garnier: ¿Estás mejor hoy?
  • Paciente 5: Dime, ¿qué quieres?
  • Garnier: Solo ayudarte.
  • Paciente 5: ¡No! ¡Quieres hacerme daño! ¡Es lo único que has hecho desde que me trajiste!
  • Garnier: Hijo mio. El hecho de que estemos manteniendo esta conversación, demuestra tus progresos. ¿Has olvidado como eras antes?
  • Paciente 5: ¡No puedo recordar nada! Está borroso.
  • Garnier: ¡Ya! ¡Eso es algo temporal! Se te pasará.

Tras observar a Garnier mientras atendía a sus pacientes, Altaïr aprovecho la oportunidad para acabar con su vida.

  • Garnier: ¡Ah, estás despierto!
  • Paciente 6: ¡Sois vos!
  • Garnier: ¿Qué se siente al estar entero otra vez?
  • Paciente 6: ¡No sé cómo lo habéis hecho!
  • Garnier: ¡No ha sido fácil, de veras! Al principio te resistías, ¡Como casi todos! Pero ya está hecho. Ha pasado lo peor.
  • Paciente 6: ¡Os debo la vida! ¡Estoy a vuestras ordenes! ¡Gracias! ¡Gracias por liberarme!
  • Garnier: Gracias por permitírmelo.
AC1 Garnier Stalked

Altaïr acechando a Garnier dentro de la fortaleza.

  • Altaïr: Aliviad vuestra carga.
  • Garnier: Ah, por fin descansaré, sí. El sueño eterno me espera. Pero antes de cerrar los ojos, debo saber: ¿Qué les pasará a mis hijos?
  • Altaïr: ¿Las victimas de vuestros crueles experimentos? ¡Ahora serán libres para regresar a su casa!
  • Garnier: ¿Casa? ¿Qué casa? ¿Las cloacas? ¿Los burdeles? ¿Las mazmorras de donde los trajimos?
  • Altaïr: ¡Os llevasteis a esa gente contra su voluntad!
  • Garnier: Sí. Contra la poca voluntad que les quedaba. ¿De verdad eres tan ingenuo? ¿Le das la razón a un crió solo porque llora y te dice "déjame jugar con el fuego, papa"? ¿Acaso le contestas "lo que tú quieras"? ¡No! Porque si se quema será culpa tuya.
  • Altaïr: No son niños. Son hombres y mujeres adultos.
  • Garnier: De cuerpo, tal vez, pero no de mente. Ese es el daño que intento reparar. Lo admito, sin el Fruto del Edén, que vosotros nos robasteis, mis avances son más lentos. Pero hay hiervas, mixturas, extractos. Mis guardias son la prueba. Estaban locos, trastornados, hasta que los liberé de la prisión de sus propias mentes. Ahh, con mi muerte, regresarán de nuevo a su locura.
  • Altaïr: ¿De veras creéis que les ayudáis?
  • Garnier: No se trata de lo que creo. Se trata de lo que sé.

En cambio, si Altaïr enfrenta a Garnier, este diría algunas frases.

  • Garnier: ¡Asesino! ¡Hay que enseñarle disciplina!
    ¡Un Asesino! ¡Matadlo hijos míos!
    ¡Despejad el camino, idiotas!
    ¡Esto es inaceptable, hay que detenerle!
    ¡Detened al paciente, debe ser castigado!
    ¡El paciente no debe escapar!

Si Garnier asesinaba a Altaïr, aveces diría una frase.

  • Garnier: Preparad este cuerpo para algo productivo.

Altaïr escapó de la fortaleza y regresó a la casa después.

Garnier Assassination 5

Altaïr presentando una pluma manchada de sangre a Jabal.

  • Jabal: ¿Traes alguna novedad?
  • Altaïr: Garnier está muerto.
  • Jabal: Entonces debes volver a Masyaf para informar de tu victoria.
  • Altaïr: Hay algo más.
  • Jabal: ¡Cuéntame! No pretenderás que me lo imagine.
  • Altaïr: ¿Qué querría Garnier de esa gente? ¿Por qué experimentaba con ellos de ese modo?
  • Jabal: ¡Tu trabajo no es preguntar, sino actuar, Altaïr! No importa lo que hacían ni por qué. Solo que está muerto.
  • Altaïr: Pero Garnier creía que ayudaba a esas personas.
  • Jabal: ¿Es eso lo que viste?
  • Altaïr: No. Lo que yo vi era un lugar de tortura, no de curación.
  • Jabal: ¿Entonces, por qué sigues dudando?
  • Altaïr: Yo... no lo sé. Siento haberlo mencionado.
  • Jabal: No tiene importancia.

Antes de dejar la ciudad, Altaïr volvería a la casa para hablar una última vez con Jabal.

  • Jabal: Tu presencia aquí empieza a turbarme. Deberías irte.
    Sigue tu camino. Tienes mucho de qué hablar con Al Mualim.
    Si hay algo más que te preocupa, tendrá que esperar. Debes volver a Masyaf para informar de Garnier.
    Altaïr, Al Mualim no va a enviarte una invitación. Regresa a Masyaf inmediatamente.
    Tu misión en Acre ha terminado. ¿Qué haces aquí?

Altaïr dejó la casa y regresó a la fortaleza de Masyaf, donde informó de su progreso a Al Mualim.

  • Al Mualim: ¿Me tres novedades, Altaïr?
  • Altaïr: Garnier de Naplouse está muerto.
  • Al Mualim: ¡Excelente! No podíamos esperar una noticia mejor que esta.
  • Altaïr: Aún así...
  • Al Mualim: ¿Qué pasa?
Garnier Assassination 6

Altaïr hablando con Al Mualim.

  • Altaïr: El médico insistía en que su trabajo era noble. Pensándolo bien, sus supuestos cautivos parecían estarle agradecido. No todos, pero sí bastantes para dudar. ¿Cómo conseguía ganarse el favor de sus enemigos?
  • Al Mualim: Los dirigentes siempre saben cómo hacerse obedecer. Eso es lo que les da el poder. Cuando falla la persuasión recurren al dinero. Si este tampoco sirve, recurre a métodos más viles: sobornos, amenazas, engaños. Hay plantas, Altaïr. Hierbas de países lejanos, que pueden alterar la conciencia Humana, y producen sensaciones tan placenteras, que convierten a los hombres en esclavos.
  • Altaïr: ¿Esos hombres estaban drogados? ¿O envenenados?
  • Al Mualim: Sí, si su situación era como la describes.
  • Altaïr: Hierbas... Extraña forma de controlar al pueblo.
  • Al Mualim: Nuestras enemigos me acusan de hacer lo mismo.
  • Altaïr: La promesa del paraíso...
  • Al Mualim: Creen que se trata de un jardín, rebosante de delicias y mujeres, y que los drogo como hacia Garnier, para tentaros con sus placeres.
  • Altaïr: Ni siquiera sospechan la verdad.
  • Al Mualim: Y así es como debe ser.
  • Altaïr: Pero si conocieran la realidad, que solo buscamos la paz...
  • Al Mualim: Entonces no nos temerían, y no tendríamos poder sobre ellos. Vete. Es hora de que sigas con tu trabajo. Has recuperado un grado, y también una pieza de tu equipo. Hablaremos de nuevo cuando caiga el siguiente.

Si Garnier fue asesinado después de la muerte de Talal, se produjo un diálogo diferente.

  • Al Mualim: Entra, Altaïr. Lo has hecho bien. Ya han muerto tres de los nueve, y te doy las gracias por ello. Pero no te duermas en los laureles. Tu tarea solo ha empezado.
  • Altaïr: Estoy a tus ordenes, Maestro.
  • Al Mualim: El rey Ricardo, envalentonado por su victoria en Acre, se dispone a ir al sur, hacia Jerusalén. Salah Al'din debe saberlo.Y por eso ha reunido a sus hombres ante la ciudadela en ruinas de Arsuf.
  • Altaïr: ¿Quieres que mate a los dos? ¿Y malogre su guerra antes de empezar?
  • Al Mualim: No. Sus tropas se dispersarían, y el país quedaría a merced de diez mil guerreros sanguinarios y sin jefe. Faltan muchos días para que se encuentren, y al menos, mientras viajan no combaten. Debes afrontar una amenaza mucho más inmediata. Los hombres que pretenden gobernar en su ausencia.
  • Altaïr: Dame nombres y traeré su cabeza.
  • Al Mualim: Muy bien. Abu'l Nuqoud, el hombre más rico de Damasco. Majd Addin, regente de Jerusalén. Guillermo de Montferrat, el señor de Acre.
  • Altaïr: ¿Cuál es su crimen?
  • Al Mualim: Codicia, arrogancia, matanza de inocentes. Camina entre la gente de las ciudades, para descubrir los pecados de esos hombres. No lo dudes, son un obstáculo para la paz que anhelamos.
  • Altaïr: Entonces morirán.
  • Al Mualim: Se te ha devuelto otro de tus objetos. Cógelo, y asegúrate de usarlo bien. Cuando mates a cada uno de ellos, vuelve para que conozcamos mejor sus planes.

Al Mualim despachó tres palomas mensajeras, una para cada ciudad. Tras la conversación con Al Mualim, Altaïr volvería a la casa de Asesinos en Acre.

  • Jabal: ¿Qué te trae por aquí, Altaïr? Ahora no te necesito.
    Todo está tranquilo en Acre. No hay trabajo para ti.
    No tengo nada que ofrecerte ahora. Vuelve en otra ocasión.
    Todo está tranquilo en Acre. No hay trabajo para ti.
    Si estás buscando algo que hacer, Altaïr, prueba en otras ciudades.
    Altaïr. Acre no necesita tus servicios. Prueba en Jerusalén o en Damasco, tal vez tengan algo.

ResultadoEditar

Altaïr asesinó a Garnier de Naplouse y regresó a Masyaf para informar de su progreso a Al Mualim.

CuriosidadesEditar

  • En la conversación con Al Mualim, se hace referencia al mito de que los Asesinos se drogaban hachís, y del paraíso secreto detrás de la histórica sede de los Asesinos. El paraíso del jardín era supuestamente una ilusión creada por Hassan-i Sabbah, el fundador de los Asesinos históricos. Él creó estos jardines para hacer creer a sus seguidores en su misión divina y ejecutar cualquier orden sin temor a la muerte.

GaleríaEditar

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Stream the best stories.

Fandom may earn an affiliate commission on sales made from links on this page.

Get Disney+