FANDOM


Logo Wikipedia
Eraicon-Origins

Apolodoro el Siciliano (90 a.e.c - 47 a.e.c) fue el fiel seguidor y amigo de la última reina ptolemaica de Egipto, Cleopatra. También fue un aliado y jefe del Medjay, Bayek de Siwa, durante el tiempo que este último estuvo sirviendo a Cleopatra.

Biografía Editar

Vida tempranaEditar

Nacido en Sicilia, entonces parte de la República romana, Apolodoro llegó a Alejandría como un adulto joven, sirviendo en la corte de Ptolomeo XIII. Apolodoro se hizo amigo de la hermana mayor y corregente del faraón, Cleopatra, convirtiéndose en uno de sus amigos más cercanos y más tarde en un leal seguidor. Cuando la Orden de los Antiguos manipuló al niño faraón para exiliar a Cleopatra en el 49 a.e.c, Apolodoro la ayudó a escapar de la ciudad a través de los canales, envolviéndola en una alfombra para evitar la atención de los soldados.

Habiendo escapado de Alejandría, Cleopatra residiría en la villa personal de Apolodoro en el Nomo de Canopo. Luego estableció una red de informantes en todo Egipto para mantenerlo actualizado sobre la situación en las zonas oprimidas por Ptolomeo XIII. Algún tiempo después, Apolodoro regresó a Alejandría, donde se encontró con una mujer greco-egipcia llamada Aya, presentándola a Cleopatra y convirtiéndose en su guardaespaldas de más confianza.

Luchando contra la Orden de los AntiguosEditar

Junto con Aya, Apolodoro trabajó para investigar a la Orden que estaba detrás del exilio de Cleopatra y el asesinato del hijo de Aya, Khemu. En el 48 a.e.c, Apolodoro descubrió la identidad de un miembro de la Orden, Acteón, lo que llevó a Aya a perseguir al miembro. Sin embargo, su asesinato, junto con el asesinato de otro miembro Ktesos, llevó al Phylakitai Genadio a perseguir a Aya. Su primo, Fano, buscó su ayuda, lo que llevó a Apolodoro a darle a Aya un escondite debajo de la Biblioteca de Alejandría para esconderse.

En algún momento, Apolodoro confió a uno de sus informantes, Damastes, un rollo destinado al general romano Pompeyo. Sin embargo, el barco de Damastes fue hundido por los barcos de Ptolomeo, lo que llevó a su captura y el rollo perdido en las aguas. Apolodoro se encontró con el Medjay, Bayek, el esposo de Aya que había asesinado a Eudoro, el escriba real y el supuesto líder de la Orden, y quien había ido en busca de información. Apolodoro solicitó su ayuda para recuperar a Damastes y al pergamino. Bayek eventualmente lo hace y acompaña a Apolodoro a su finca personal, donde el Medjay fue presentado ante Cleopatra.

Junto con Cleopatra y Pasherenptah, el Sumo Sacerdote de Ptah en Menfis, Apolodoro explicó que Eudoro, el hombre que Bayek había matado, era conocido como el Hipopótamo y no era el líder de la Orden. Apolodoro explico que la Serpiente se usaba para referirse a la Orden como un todo, que buscaba utilizar a Ptolomeo XIII como su marioneta y tenía miembros que controlaban cada región principal de Egipto, como el Escarabajo que controlaba el delta del Nilo, la Hiena que controlaba a Giza, el Lagarto controlando Manfis y el cocodrilo que controla el oasis de Fayún. Bayek se dedicó así a perseguir a la Orden, convirtiéndose en el Medjay de Cleopatra. Para empezar, Apolodoro ordenó a Bayek que contactara a su informante en Sais, Harjuf, quien tenía información sobre el Escarabajo.

Algún tiempo después del asesinato del Lagarto en Menfis, Apolodoro acompañó a Cleopatra hacia el norte hasta una villa en Heracleion, donde esperaban la noticia de la muerte del Cocodrilo de Bayek. Una vez allí, Apolodoro capturado a Livio, un informante de la Orden de los Antiguos, y se entero de un plan de atentado contra la vida de Cleopatra. Después de que Bayek completó su misión y llegó a Heracleion, Apolodoro y Cleopatra le ordenaron investigar y eliminar a los que planificaban la trama.

Alianza con CésarEditar

Apolodoro y Aya

Apolodoro hablando con Aya

Aya, que había regresado de defender los mares con Fóxidas, se encontró con Apolodoro y Cleopatra en el patio de la villa, donde pronto se les unió Bayek, quien frustró el intento de asesinato. Poco después, el grupo fue emboscado por los Gabinianos liderados por Venator, quien dirigió el plan de asesinato contra Cleopatra. En medio de la conmoción, Apolodoro resultó herido en el proceso, llevando a Aya y Bayek a defenderlo y eliminar a Venator. Con los Gabinianos eliminados, Aya y Bayek fueron enviados a buscar a Pompeyo al oeste en las costas del Nomo de Heracleion, con Apolodoro y Cleopatra uniéndose a ellos poco después. Llegaron demasiado tarde para ayudar a Pompeyo, que había sido asesinado y decapitado por Lucius Septimius, miembro de la Orden. Habiendo perdido el apoyo del ejército de Pompeyo, Cleopatra resolvió hacer una alianza con Julio César en su lugar, que se dirigía a Alejandría para perseguir a Pompeyo.

Apolodoro y Cleopatra

Apolodoro con Cleopatra en el trirreme de Fóxidas

En el 47 a.e.c, Apolodoro, Aya, Bayek y Cleopatra abordaron el trirreme de Fóxidas y zarparon hacia Alejandría. A pesar de enfrentarse a numerosos barcos ptolemaicos, pudieron llegar al puerto del palacio real, que había sido fuertemente custodiado por soldados de Ptolomeo y de César. Como Cleopatra sería reconocida de inmediato, se envolvió en una alfombra y fue llevada por Apolodoro, quien se hizo pasar por un Phylakitai de Heliópolis, mientras que Aya y Bayek se hicieron pasar por sirvientes. El grupo llevó canastas de ofrendas y fueron escoltados al palacio por un legionario romano, donde se encontraron con el encuentro de Ptolomeo XIII con César.

MuerteEditar

Apolodoro en el poder

Apolodoro en la coronación de Cleopatra

Después de la Batalla del Nilo y la coronación de Cleopatra como única soberana de Egipto, Lucius Septimius fue salvado por César, para gran consternación de Aya y Bayek, que también fueron liberados de los servicios de Cleopatra. Apolodoro se reunió con los Medjay en el mercado, informándoles de que sus servicios ya no eran necesarios para Cleopatra, y que ella les había otorgado oro. Apolodoro impidió que Bayek atacara para evitar que fueran descubiertos por guardias ptolemaicos, y dijo que César los había culpado a ambos por la muerte de Ptolomeo XIII. Luego les informó a los dos que necesitaba algo de tiempo para aliviar la carga de ambos antes de irse.

ACO Apollodorus Death

Muerte de Apolodoro

Más tarde esa noche, Apolodoro investigó la Tumba de Alejandro Magno, y descubrió que estaba siendo saqueada. Al entrar en la tumba, fue emboscado por los hombres de Flavio y Lucius. Aunque Bayek y Aya acudieron en su rescate, ya era demasiado tarde y él sucumbió a sus heridas. Antes de morir, les dijo que Flavio había tomado el orbe y se había ido a Siwa para terminar lo que empezaron hace dos años.

ApariciónEditar

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.