El Acueducto de Valente fue un acueducto romano de Constantinopla que proveyó agua dulce para la ciudad durante el siglo XVI.

Historia[editar | editar código]

Fue completado por el emperador romano Valente a fines del siglo IV d.C y restaurado por varios sultanes otomanos, principalmente por Bayaceto II. Fue, durante el siglo XVI, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Descripción en la Base de Datos[editar | editar código]

El Acueducto de Valente, probablemente el proyecto arquitectónico de más éxito de la historia de Constantinopla, proveyó de agua dulce a la ciudad de manera casi continua durante cerca de 1600 años.

Construido en 375 por el emperador Valente, fue usado y reparado por las dinastías bizantinas, latinas y otomanas hasta mucho despuésde la última reforma importante llevada a cabo por el sultán Mustafá en 1679.

El acueducto siguió llevando cierta cantidad de agua dulce a la ciudad hasta fines del siglo XIX, cuando por fin -y quizás afortunadamente- fue sustituido por un sistema de canalización de agua más moderno: las cañerías. En la actualidad, el acueducto mide unos 600 metros de longitud, la mitad aproximada de su tamaño original.

Galería[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.